Preocupación en el domo central agrícola por lluvias irregulares

QUITILIPI (Agencia) - La situación es sumamente preocupante en el departamento Quitilipi, tanto para la agricultura como para la ganadería debido a las lluvias irregulares: así como existen excelentes cultivos en algunas zonas, en otras los sembrados y la cría de ganado soportan situaciones límites.
Según informaciones brindadas a esta agencia de NORTE por la jefatura de la Delegación de Agencia de Extensión del Ministerio de Economía y Producción de la provincia las perspectivas de la nueva campaña para la producción agropecuaria son en general bastante malas. El ingeniero agrónomo Oscar Limito apuntó que “hay girasoles que podrán dar hasta dos toneladas por hectáreas en tanto que a pocos kilómetros de distancia no superarán los 300 kilogramos. Por su parte uno de los productores consultados señaló gráficamente: “sólo nos falta mirar al cielo y ponernos a rezar, como dice el tango”.

Los datos recogidos por esta agencia dan cuenta que el más afectado es el sector norte que comprende a las colonias de El Tacuruzal, El Palmar, Pampa Esperanza, Pampa Verde, La Tambora y otras, hasta el paraje Las 4 Bocas. Las zonas más cercanas al pueblo y buena parte del sector sur tienen mejores condiciones, aunque de todas maneras no son las óptimas. El caprichoso comportamiento de las lluvias determinó que, en algunos casos, mientras en Quitilipi se sumaban en una semana más de 100 mm en Villa Rural El Palmar sólo se registraban menos de 10 mm.

El algodón

Sin ser una excepción a la falta de agua, el algodón es el cultivo mejor posesionado por su conocida resistencia a la adversidad climática. La Delegación de Agencia informó que se implantaron 14.000 hectáreas y que no se logró una superficie mayor precisamente por falta de lluvias en el norte. El grueso de la cosecha girasolera no será favorable, a lo que agregó el ingeniero Limito que debe apuntarse también la comparación de los precios actuales con los del año anterior: “Los valores se han reducido en un 50% en la mayoría de los productos del agro de esta zona”.

Respecto de otras posibilidades productivas, el Delegado señaló que de aquí en más quedan como alternativas de cultivo maíz, sorgo y soja, pero sobre todo hace falta que se normalice la situación del registro periódico y suficiente de lluvias.

En lo atinente a la ganadería, la situación era también de gran preocupación entre los asociados a la Sociedad Rural de Quitilipi. Los productores consultados indicaron que se está registrando una creciente mortandad de vacunos, especialmente de madres, como consecuencia de las pésimas condiciones climáticas que vienen desde el año pasado.

Una vez más cabe la reflexión que en NORTE de ayer hacía la presidenta de APA ingeniera Magnano cuando recordaba que 30 años atrás todos pedían canales para sacar el exceso de agua y hoy clamamos por reservorios. A ello agregamos otra reminiscencia más antigua: ya el presidente Sarmiento un siglo atrás señaló la necesidad de la canalización del Río Bermejo, pero todavía seguimos buscando consultoras para ver si las obras son posibles.

Comentá la nota