Preocupación por deudas contraídas por el Estado

El gobernador reconoció su inquietud ante los pagos fuera de término que adeuda la provincia con las empresas constructuras. Reunión a nivel nacional para buscar posibles soluciones.

El primer mandatario de la provincia, José Alperovich dejó entrever ayer su preocupación ante la deuda monetaria mantenida desde el Estado con las empresas constructoras, contratistas del mismo. La suma en cuestión oscila los 50 millones de pesos, que, en caso de no poder ser abonada en tiempo y forma, haría peligrar la continuación y ejecución de las obras públicas que se tenían planificadas.

Ante esta delicada situación, Alperovich manifestó a la prensa que comenzó a realizar gestiones en Buenos Aires con el titular de la cartera de Obras Públicas a nivel nacional, el tucumano José López, para concretar una reunión el próximo 10 de diciembre. También formarán parte de la misma representantes de Vialidad Provincial, del Instituto de la Vivienda, como así también una comitiva de empresarios.

"Esto es para ver cuál es el atraso que hay, cuánto están debiendo la provincia y la Nación, cuándo se van a terminar las obras y cuándo se va a empezar a pagar. Vamos a ir con todos los funcionarios para ver el plan de obras pública bien para 2010", adujo el gobernador.

Además, Alperovich remarcó que el próximo año se delineará la forma para poder concretar una metodología de pago, ya sea a través de cheques diferidos u órdenes de pagos, lo que posibilitará entablar una negociación más solida con las empresas que intervengan en la operatoria.

En este sentido, el mandatario estipuló que se deberán realizar una serie de modificaciones al Presupuesto del próximo año, para poder hacer frente a cada uno de los vencimientos: "planteamos un achicamiento de la curva, para hacer las obras en mayor plazo, para poder llegar mejor con los tiempos de pago y evitar las sanciones para las empresas, porque muchas veces es culpa nuestra que no se paga y no por eso deban pagar las empresas", reconoció.

Panorama dispar

Antonio Viola, presidente de la Cámara de construcción de la provincia, sostuvo en declaraciones radiales que "el Instituto de la Vivienda está con cuatro meses de atrasos, se encuentra en una meseta; en tanto que la Dirección Provincial de Vialidad también se encuentra complicada con su financiamiento".

Por otro lugar, Viola destacó que la obra pública presenta una realidad diferente en varias provincias "Algunas siguen avanzando en sus proyectos de ejecución de obras y otras que están más detenidas".

En el caso de Tucumán, el también secretario de la Cámara Nacional de la Construcción, señaló que, pese a la situación "no ha habido despidos, ni nueva toma de personal, se está manteniendo con la gente que tenía y se está ejecutando las obras de acuerdo a los planes trazados".

Comentá la nota