Preocupación por las demoras de la empresa Herso

El proyecto muestra una enorme plaza de acceso de más dos hectáreas. Tiene árboles, veredas cuidadosamente diseñadas y caminos que conducirán con comodidad al ingreso de la Estación Ferroautomotora.
Pero, por ahora, el lujoso diseño está lejos de ser una realidad. Es que la empresa encargada todavía no comenzó las obras y por la demora "será complicado" llegar a tiempo para la inauguración de la nueva terminal, prevista para mediados de diciembre.

El retraso, según pudo establecerse, ya generó preocupación entre los empresarios que construyen la Ferroautomotora y llegó hasta la Municipalidad.

La empresa que hasta ahora no cumplió con limpiar la futura plaza de acceso se llama Herso. Según pudo averiguar LA CAPITAL, es una firma contratista que se dedica a hacer exclusivamente obras ferroviarias. Para realizar los trabajos, fue contratada por la Secretaría de Transporte de la Nación. No es la primera vez: hace casi todas las obras de este tipo en el país.

Herso ya habría recibido hace tres años 30 millones de pesos para comenzar los trabajos. Todavía no arrancó. Y las versiones se multiplican. Lo cierto es que si la obra no se hace, entrar y salir de la nueva estación será complejo.

La Ferroautomotora tendrá tres entradas. La demora provocará que una no se pueda usar y otra quede operando a menos de la mitad de su capacidad. No es un dato menor: de seguir el retraso, sólo se podrá ingresar por el acceso de San Juan casi 25 de Mayo. Sería preocupante: por una calle de 10 metros de ancho deberían entrar y salir las más de 100 mil personas que pasan por día en temporada. Pero no sólo eso: además no podrán llegar ni en taxis ni remís y, al menos, deberán caminar entre 50 y 300 metros para llegar a los andenes.

Herso es la encargada de limpiar las dos hectáreas y media que están ocupadas con infraestructura del Ferrocarril. Ahí hay galpones, vías, tanques de combustibles y unas mesas giratorias que sirven para rotar las locomotoras todos los días. Antes de desmontar todo esa estructura, primero tiene que reconstruirla en la zona donde funcionarán los trenes. Por ahora, no hizo nada.

"Si se pusieran a trabajar hoy, con dos dotaciones de obreros tardarían dos meses en terminar. Si no pueden llegar a demorar hasta seis", le confió una fuente a LA CAPITAL.

Cuando la plaza esté terminada, se entrará caminando por una zona diseñada y se podrá llegar hasta la puerta de la Ferroautomotora en auto. Los ingresos principales estarán ubicados por Luro e irán desde la calle Misiones hasta San Juan. Pero hasta que ese sector de dos hectáreas y media no se limpie, habrá problemas para llegar con comodidad y hasta para controlar la seguridad. Lo cierto es que estas demoras están generando preocupación y malestar, especialmente entre quienes trabajan para inaugurar la estación antes de fin de año.

Comentá la nota