Preocupación de Couso por las bajadas de Claromecó

El concejal Francisco Couso, de Peronismo del País en la Coalición Cívica, mostró preocupación por las condiciones de las bajadas de Claromecó.
Indicó a LA VOZ DEL PUEBLO que vecinos le plantearon reiteradas inquietudes; "creo que tienen razón, el pasado fin de semana se encontraban en un estado lamentable, hay algo que evidentemente está fallando".

Hizo referencia a un diálogo mantenido en los últimos días de 2008 con la delegada directora Mary Souto. "Me parecía prudente poner algunos carteles indicadores para que la gente no se ubicara en cercanías de las bajadas", afirmó. Recordó que Souto "me dijo que iba a poner carteles y que incluso iba a tener tres inspectores de playa, cuestión que no he visto para nada. Salvo que estén patrullando solamente la zona de baño, lo que sería un disparate".

Cuestionó "la falta de sentido común" de conductores que "transitan muy ligero en la playa, en lugares donde hay muchísimos chicos". Si bien observó que "en la playa en realidad está prohibido circular", expresó que "hace cuarenta años que en Claromecó ocurre por uso y costumbre. Entonces bajemos, pero con prudencia".

Por tal motivo, pidió que se realicen más controles en los lugares adecuados, así como mencionó "el reclamo del Comité Enrique Betolaza tendiente a evitar el deterioro del medio ambiente. Hay además un proyecto de Acción Comunal en ese sentido ¿Qué priorizamos? ¿El medio ambiente o la vida humana? -planteó-. Hagamos algo extremadamente coercitivo, que no pueda bajar nadie a la playa, o por esta temporada realicemos las bajadas de piedra de la manera que corresponde". Couso consideró que es una discusión recurrente todos los veranos; "el año pasado instalaron una bajada de madera y no dio resultados. Hablé en su momento con la delegada sobre un sistema que se está utilizando en Las Grutas, con una malla de acero plegable que da muy buenos resultados. No sé si no hay presupuesto o no se me escuchó", aseveró.

Marcó "un error conceptual, que me molesta", sobre lo cual precisó: "La gente cree que los concejales no trabajan. En un punto no entiende que los concejales trabajan, por ahí es una falla del Ejecutivo no del Poder Legislativo. Hay cuestiones en las que no se nos tiene en cuenta".

Como contrapartida, destacó la administración de Claromecó. "Se está manejando muy bien. Ha crecido su infraestructura con el gas y habría que tener preparado un plan alternativo por el tema cloacas", concluyó.

Escuela 11

(Título)

Couso opinó que el traslado de la Escuela 11 a un sector del ex Camping Municipal "hubiese sido muy bueno para Claromecó" y expresó con énfasis la importancia de consultar a la familia Gastelú sobre las características del proyecto.

"Si vale la pena la escuela que va a construir y lo que va a hacer en el lugar donde hoy está el establecimiento educativo, no hay dudas que resultaba conveniente", manifestó.

Para el concejal, "la historia, la remembranza y tener arrebatos de nostalgia está bien. Pero me parece que lo mejor es que los chicos vayan dignamente al colegio. Todo lo que ha hecho Gastelú ha sido beneficioso y embelleció la localidad".

Comentá la nota