Preocupación por la cobertura de guardias en el hospital Castro Rendón

El director del nosocomio regional, Adrián Lammel, dijo que se avecina un verano crítico en la atención a raíz de la carencia de profesionales.
Neuquén.- A la crisis generalizada de recursos humanos que sufre el sistema de salud pública desde hace un tiempo se agrega un detonante que sacude aún más la atención médica que se brinda actualmente en los hospitales.

La llegada de las fiestas y del receso estival pone en jaque a un importante porcentaje de profesionales, situación que obliga a recargar de horas a los equipos de guardia y a contratar especialistas del sector privado para satisfacer la demanda.

El Castro Rendón, último lugar de referencia de alta complejidad de la provincia, amenaza con colapsar si no encuentra una inmediata solución a este problema.

“A la escasez de médicos que golpea a la institución, se suma la gran cantidad de personas que son socorridas para esta fecha por accidentes automovilísticos, lesiones con pirotecnia e indigestiones, acontecimientos que superan el nivel de atención normal que posee el hospital”, explicó Adrián Lammel, director interino del nosocomio regional.

“Si a esto se agregan las licencias por vacaciones y los feriados por las fiestas de fin de año, nos encontramos con que no damos abasto para atender a todos los pacientes”, agregó. Para poder afrontar esta limitación, Lammel indicó que se debe recurrir inevitablemente a los servicios ofrecidos por personal privado.

“Esto significa que se deben mejorar las condiciones de contratación laboral, no sólo en lo económico, que representa casi la mitad del salario que se ofrece afuera. También se debe optimizar la calidad de trabajo para hacerlo más tentador”, señaló.

“Si bien el dinero influye mucho no es el único determinante al momento de elegir entre trabajar en uno u otro sistema”, dijo.

Reunión por soluciones

Con el propósito de revertir la situación, el lunes pasado, y a pedido del gobernador Jorge Sapag, se concretó una reunión entre el director del Castro Rendón; el ministro de Salud, Daniel Vincent; la ministra de Hacienda, Obras y Servicios Públicos, Esther Ruiz, y el subsecretario de Salud, Claudio Ferrón, quienes pautaron una agenda de soluciones plausibles de ejecutar en el corto plazo. Si bien las autoridades no dieron detalles del encuentro, Lammel adelantó que se comprometieron a trabajar para hacer más atractiva la oferta laboral de la institución de salud.

Guardias más afectadas

Los sectores más perjudicados por la escasez de recursos en el Castro Rendón son terapia intensiva, salud mental, cirugía, tocoginecología, traumatología y el área de emergencias que suele saturarse para esta época del año, mencionó la autoridad interina del hospital.

A modo de ejemplo, el director del hospital regional indicó que en este último sector existen tan sólo seis profesionales para cubrir unas noventa y seis guardias al mes, lo que provoca inevitablemente una sobresaturación en el nivel de cobertura.

Por otro lado, sostuvo que “en terapia intensiva se están haciendo unas doce guardias por día, cuando se venían cumpliendo alrededor de siete u ocho, una cifra bastante alta si se tiene en cuenta que lo ideal sería realizar unas cinco”.

Precisó que en este sector trabajan en total 10 profesionales que deben hacer frente a alrededor de 70 guardias activas, más unas 30 de tipo pasivas en el mes.

Concurso

Con respecto al avance de las bases del concurso para cubrir el cargo de director, Lammel comentó que la comisión encargada de fijar las condiciones de convocatoria se encuentra en el trayecto final, por lo que estimó que “en estos días estaremos en condiciones de dar a conocer el llamado”.

Comentá la nota