Preocupación del Banco Mundial por Inseguridad Vial en nuevo Bajo Nivel

Técnicos del Banco Mundial que visitaron ayer las obras del bajo nivel, se fueron bastantes preocupados por la ausencia de medidas destinadas a contrarrestar la inseguridad vial a siete meses de la inauguración oficial del único túnel ferroviario.
Reparos sobre las salidas y entradas "valladas" con mallas plásticas y tambores; además de las chicanas generadas por el boulevar San Martín y la presencia de la Escuela 11.

Técnicos del Banco Mundial que visitaron ayer las obras del bajo nivel, se fueron bastantes preocupados por la ausencia de medidas destinadas a contrarrestar la inseguridad vial a siete meses de la inauguración oficial del único túnel ferroviario.

Las medidas de fondo, que este diario viene publicando en soledad mes a mes y sin que las autoridades locales fijen una posición sobre el particular, se deberían haber tomado en cuenta antes de la habilitación del paso vehicular en marzo pasado. Durante estos siete meses el lugar tuvo como cierre al paso de peatones, a la salida y entrada del sector norte, una malla plástica de color naranja con una decena de tambores, supliendo a una línea de guardarraild que debería haber sido colocados como primera herramienta de seguridad. Y si en el lugar no han sucedido accidentes de envergadura es porque Dios es varelense, como se suele decir. De haberse generado una tragedia la responsabilidad penal de quienes no han reparado en esto, con el paso de los meses, debería ser de escarmiento, opinó un destacado abogado local al ser consultado casualmente en el lugar.

Los peatones siguen cruzando a la altura del Consejo Escolar, en la intersección con las calles Boccuzzi y Moreno a la salida del túnel. Y desde el lunes pasado, con la habilitación del semáforo en la esquina de Mitre y Rivadavia, sobre San Martín, el tránsito es menos veloz, con lo cual se generan colas que llegan hasta la subida del túnel. ¿Esto estará admitido por Vialidad de la Provincia de Buenos Aires? La Ruta 53 es provincial, hasta ahora.

Los técnicos del Banco Mundial se fueron bastantes preocupados por este tema al observar que la chicana generada a la salida del túnel del lado norte, lleva al tránsito a pasar a centímetros de la Escuela Nº 11, a la que acuden más medio millar de alumnos durante todo el día. Ante la presencia de los técnicos, Varela al Día consultó a inspectores de obra, que no son de Florencio Varela, sobre la no colocación de guardarraild en el lugar, a diferencia de los colocados frente al Banco Francés para obligar a peatones cruzar por la senda peatonal de Presidente Perón. "Se está viendo si la seguridad la da el municipio o la empresa contratada para la obra del túnel. No está claro todavía", dijo el vocero, generando aun más confusión. No se puede creer que el proyecto de una obra que insumió más de 30 millones de pesos no haya previsto medidas de seguridad vial para peatones, teniendo en cuenta que no se respeta señales, velocidades máximas y en materia de tránsito en Varela se hace lo que quiere. La seguridad vial sigue sin aplicarse y si está en carpeta concretar las medidas para tal fin, se las desconoce porque sencillamente no se las da a conocer. Ya nos cansamos de preguntarle al arquitecto Claudio Aguirre quien ayer no sabia que decirle a los inspectores del Banco Mundial.

La deuda del municipio sobre este particular, es sumamente alta por cuanto no se ha ordenado el tránsito y el argumento que mejor cae como anillo al dedo de los funcionarios es que la obra aun no ha concluido. ¿Cuánto tiempo más hay que esperar?, nos preguntámos en soledad desde Marzo pasado cuando se hizo el corte de cintas y todo está igual. El Banco Mundial ayer se fue bastante preocupado por la inseguridad vial. No alcanza con un semáforo, no alcanza con palos y alambre en la puerta de la Escuela 11. Hacen faltas medidas de fondo. Hace dos meses se marcó con cal el boulevar San Martín, entre la salida del túnel y el Monumento a San Martín. Se lo iba a cortar para generar una mano y media más de cada colectora, afín de disminuir la veloz chicana. Cabe preguntarse si el proyectó alguna vez contó con la idea de ensanchar la avenida San Martín, restándole espacio a los boulevares entre el bajo nivel y el Monumento a la Bandera. Cabe preguntarse si alguien pensó en que todo el mundo habrá de transitar por el bajo nivel, porque es más rápido y directo que los pasos a nivel y por esa situación el tránsito se ha duplicado. Y como si fuera poco ahora, con un nuevo semáforo en Mitre, la avenida esta más que atorada. Congestionada. Con todo no hay reflejos de los técnicos como para subsanar esto. El corte del boulevar se ha suspendido. En ese marco se está por habilitar el paso peatonal del bajo nivel. Un paso que es un medio túnel. ¿Qué riesgo implicará de noche el lugar? Si nos roban de día, ¿Qué pasará de noche? ¿Se instalará una cámara de seguridad? ¿Servirá?

Ahora se han realizado algunos pozos como para enterrar algún pilote y así frenar el paso de peatones por un lugar de altísimo riesgo, ya que cruzar la calle sin poder determinar si se acerca un vehículo por la salida del túnel, no sucede en todos lados. Pasa en Florencio Varela donde hay que estar empujando a los funcionarios a que tomen medidas de sentido común. Ni un concejal se ha preocupado por esto. Solo este diario ha reclamado. Ayer los técnicos del Banco Mundial hicieron la misma observación que Varela al Día viene haciendo desde Marzo pasado. La obra del bajo nivel está concluyendo, la seguridad está en deuda. A todo esto ¿qué dice Vialidad de la Provincia de Buenos Aires? El organismo vial ha obligado a poner guardarrail y achicar Presidente Perón frente al Banco Francés. De la salida del bajo nivel y la ausencia de un cierre para que los peatones no crucen no se ha pronunciado. ¿O no será Vialidad el que impone?.

Comentá la nota