Preocupa la situación financiera del Municipio.

El intendente Meoni anticipó que pueden generarse problemas por los reclamos de aumentos de los empleados municipales y de mayores costos de algunos servicios. "Para muchas comunas será muy difícil llegar a fin de año", admitió.
El intendente Mario Meoni manifestó ayer su preocupación por los inminentes reclamos de aumentos salariales de empleados municipales y de mayores costos de algunos de los servicios del Gobierno Local, como la recolección de residuos.

El Jefe Comunal anticipó que en estos días tendrá audiencias con los dos sindicatos de la Municipalidad de Junín en las que uno de los principales temas a tratar será un posible aumento salarial.

También preocupan al Intendente las informaciones que indican que el gremio de choferes de camiones, que también integra a los reco-lectores de residuos, solicita un aumento de sueldo de alrededor del 25 por ciento, lo que repercutiría directamente en el canon mensual de la empresa Ashira S.A.

"Creemos que lo que resta del año estará signado por los reclamos salariales de los trabajadores y por el aumento de los servicios, como ya vimos con la electricidad y el gas. Esta situación nos preocupa en términos financieros del municipio", reconoció Meoni en un comunicado que llegó desde el Municipio.

"Voy a comenzar a charlar con los dos sindicatos de empleados municipales. Sé que en estos días me harán planteos de estas características que deberemos analizar", amplió el Jefe Comunal.

La otra cuestión inquietante tiene que ver con los servicios que contrata directamente el Municipio. "Si los recolectores de residuos reciben un aumento de sueldo, la empresa lo traslada al costo mensual del servicio que pagamos y, por supuesto, todo repercute en las arcas municipales", evidenció.

Fin de año rojo

"Hoy, el Municipio no tiene capacidad para absorber mayores costos en los servicios y aumento de sueldos. Creo que tanto el Gobierno nacional como el provincial deben tomar nota de la situación de los municipios, porque para muchos será muy difícil llegar a fin de año", advirtió el Intendente.

El posible rojo había sido detectado con algunas de las subas de precios que ya tuvieron que afrontar. "Son muchos los bienes y servicios que aumentaron en lo que va del año y ya debimos afrontar. Como la ART, que se incrementó en un 60 por ciento, la recolección de residuos patológicos, en alrededor del 30 por ciento, un aumento del combustible del 6 por ciento y una inflación que ha sido general y constante en todos los rubros. Hasta el momento, de alguna manera, fuimos compensando estos incrementos con la reducción en el costo de otras prestaciones internas del Municipio", terminó.

Comentá la nota