Preocupa a Rusia y los EEUU anuncio nuclear de Corea del Norte

Fuentes de esos gobiernos aseguran que "ignorar de este modo frontal una resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas crea un precedente extremadamente alarmante"

Estados Unidos y Rusia se mostraron preocupados ayer por el anuncio de Corea del Norte de que su programa de enriquecimiento de uranio está casi completo, lo cual le proporciona otra forma de fabricar bombas atómicas.

El gobierno comunista se había retirado de las negociaciones de desarme con Washington, Moscú, Seúl, Tokio y Pekín a comienzo de año luego de que condenaran la segunda prueba nuclear, pero esta vez con plutonio.

"Obviamente, todo aquello que Corea del Norte haga en el campo nuclear entra en nuestras preocupaciones", dijo desde China el enviado especial estadounidense Stephen Bosworth, según señaló la agencia de noticias Ansa.

Además, Bosworth descartó negociaciones bilaterales con Pyongyang y destacó que las negociaciones "deben producirse en el marco de los coloquios de a seis".

Por su parte, el gobierno ruso advirtió ayer que es "muy alarmante" el avance en el proceso de enriquecimiento de uranio de Corea del Norte, según informó la agencia de noticias rusa Interfax citando fuentes del Ministerio de Relaciones Exteriores.

"Estas noticias no pueden suscitar otra cosa que preocupación. Ignorar de este modo frontal una resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas está creando un precedente extremadamente alarmante", dijeron las mismas fuentes.

En tanto, el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) aseguró ayer que sus inspectores no tuvieron acceso a los sitios donde Corea del Norte desarrolla planes de enriquecimiento de uranio.

"Desde noviembre de 1994 a diciembre de 2002, y desde julio de 2007 a abril de 2009, el OIEA condujo las verificaciones en el sitio de Yongbyon, pero el acceso de los inspectores fue limitado a cinco sitios que no comprendían actividad de enriquecimiento de uranio", dijo el vocero del organismo, Marc Vidricaire.

Las bombas a base de uranio pueden funcionar sin requerir las detonaciones de prueba como las dos que realizó Corea del Norte en mayo pasado y en 2006, de bombas a base de plutonio.

Corea del Norte dice que necesita su programa nuclear como una garantía de seguridad ante el riesgo de ser atacado por Estados Unidos, que tiene 28.500 soldados estacionados en Corea del Sur.

Comentá la nota