Preocupa a la Nación, el avance de la fiebre amarilla en Misiones

"Estamos preocupados por la fiebre amarilla en el nordeste y le decimos a la gente que no viaje sin vacunarse", dijo Ignacio Vélez, subsecretario de Salud de la Nación.

Se incrementaron los puestos de vacunación contra la fiebre amarilla en la Argentina, tras registrarse una muerte con síntomas de la enfermedad en Posadas, informó el jueves una fuente sanitaria oficial nacional.

Las vacunaciones están recomendadas para personas que viajen por turismo u otras razones a zonas de las provincias de Misiones y Corrientes, limítrofes con Paraguay y Brasil.

Un joven de 19 años, que vivía en el barrio Alta Gracia de la ciudad y que trabajaba en un área selvática de Fachinal, murió el lunes de la semana pasada tras padecer síntomas compatibles con la fiebre amarilla, dijo el subsecretario de Salud de la provincia, Carlos Báez.

El operativo sanitario alcanza a quienes se desplacen hasta la región donde se ubican las imponentes Cataratas del Iguazú, e incluso a todos aquellos cuyo destino sean algunas zonas de riesgo en Paraguay y Brasil.

"Estamos preocupados por la fiebre amarilla en el nordeste y le decimos a la gente que no viaje sin vacunarse", dijo Ignacio Vélez, subsecretario de Política y Regulación del ministerio de Salud de la Nación.

Las medidas de prevención comenzaron a aplicarse al aparecer este mes varios monos muertos por fiebre amarilla en Misiones y temerse un rebrote del mal que en marzo pasado se cobró la vida de un trabajador rural.

Aquella muerte se produjo luego de seis décadas sin ningún tipo de registros de fiebre amarilla, enfermedad infecciosa aguda de origen viral que se transmite con la picadura del mosquito aedes aegypti.

La última epidema de fiebre amarilla en Argentina se registró en 1871, con un balance de 13.600 muertos en barrios de la zona sur de Buenos Aires, donde habitaban unas 200.000 personas.

EN BUENOS AIRES. En la ciudad de Buenos Aires se instalaron cuatro puestos de vacunación contra la fiebre amarilla, y para quienes viajen al norte del país donde dos personas fallecieron por esa causa.

El subsecretario de Política, Fiscalización y Regulación del ministerio de Salud de la Nación, Ignacio Vélez, reconoció derechamente ante este problema y a la agencia oficial Télam que "estamos preocupados por la fiebre amarrilla en el noreste del país y le decimos a la gente que no viaje sin vacunarse".

"Cuando la gente va a comprar sus pasajes por adelantado le recomendamos a través de volantes, que se reparten en las ventanillas, que se vacunen ahora", agregó el médico, y precisó a continuación que "la vacuna no se la tiene que dar alguien que no va a la zona infectada".

El norte de Corrientes, Misiones, los que van por tierra a algunas zonas de Brasil y a Paraguay son quienes deben tomar la precaución de vacunarse, lo que podrá realizarse incluso en la Terminal de omnibuses de Retiro.

Comentá la nota