Preocupa el modo en que se realiza el mantenimiento de los ascensores

A partir del cuestionamiento que las empresas conservadoras de estas máquinas realizaron al Concejo Deliberante, se hizo un pedido de informes a las entidades responsables de regular su instalación.
"Hemos recibido muchos pedidos desde las empresas que se encargan del mantenimiento de los ascensores en la ciudad, para que se respeten las ordenanzas que regulan la construcción y se tomen las medidas adecuadas en la construcción y cuidado de estas máquinas", aseguró la concejala Martha Imberti, del bloque Unión por Córdoba.

Ante esta situación, la edil junto a Jorge Cendoya, de Río Cuarto para Todos, presentaron un pedido de informe a la dirección de Obras Privadas del Municipio y al Colegio de Ingenieros Especialistas, para conocer cuál es la realidad en la que se encuentran los ascensores en la ciudad.

- ¿Cuáles han sido concretamente los planteos de los técnicos?

- Muchos de los conservadores nos han pedido que se respete la ordenanza por la que cada 100 edificios en la ciudad haya un inspector ingeniero. Ellos dicen que esto no se estaría cumpliendo, por eso queremos evitar accidentes.

"Además -agregó la concejala-, entre los problemas que se presentaron, que están relacionados a varias dificultades con las que se encuentran en su desempeño, está el precio que deben pagar por cada libro de inspección (donde se asientan los controles).

En nuestra ciudad, a diferencia de otras, sólo se consiguen en el Colegio de Ingenieros Especialistas y con un costo muy elevado".

En la construcción

El pedido que se realizó al responsable de Obras Privadas, Mariano Ambroggio, quien es director de planeamiento urbano, consiste en conocer el funcionamiento de la normativa de elevadores en la ciudad. El número de ascensores, empresas de conservadores e ingenieros es uno de los puntos que se desea conocer con exactitud.

A éso se suma si se respetan los controles mensuales y si se inspecciona que al finalizar la obra, la sala de máquinas de los ascensores tiene las dimensiones correctas.

Según la edil, quienes le presentaron la inquietud le aseguraron que "muchas veces, para hacer un departamento más en los nuevos edificios, las salas de máquinas han quedado totalmente reducidas, lo que también puede traer problemas en el futuro". Imberti comentó que en ocasiones, los encargados del mantenimiento deben trabajar en espacios reducidos y sin la comodidad que corresponde. Luego señaló preocupada por la temática: "Estamos hablando de serios problemas con ascensores, algo por lo que ya hemos sufrido la pérdida de vidas en Río Cuarto".

"Pedimos un informe al Colegio de Ingenieros Especialistas para que nos especifique cómo se está trabajando y luego articularemos con las empresas que hacen el mantenimiento en el respeto de la ordenanza", comentó la funcionaria. Indicó que entre los puntos que se busca trabajar con esta entidad se encuentran los costos de los libros y las inscripciones para integrar el colegio por parte de los profesionales.

"Por cada edificio que es verificado mensualmente para controlar que estén bien conservados los ascensores las sumas que se deben abonar son altas y todo lo termina pagando, a la larga, el dueño de cada departamento, porque es un costo elevado por cada control", señaló Martha Imberti. Comentó además que se busca saber cuántos son los ingenieros autorizados para las inspecciones, para que no se vean excedidos los controles.

Comentá la nota