Preocupa a Jorge que Nación no pague

Por lo menos 300 millones de pesos fueron provistos por la Provincia, de sus reservas, para adelantar obras financiadas por Nación. El ministro Rauschemberger está dedicado a gestionar esos fondos.
"Anda el ministro (de Hacienda, Ariel) Rauschember atrás de todo eso, está dedicado exclusivamente a esa tarea". Un funcionario del gobierno provincial explicó así el trabajo que tiene a su cargo el titular de la cartera de Hacienda, a quien el gobernador Oscar Mario Jorge le encomendó gestionar ante la administración central el pago de alrededor de 500 millones de pesos.

Buena parte de esa suma está comprometida para obras públicas en el presente ejercicio y otra como devolución de los fondos de la reserva provincial adelantados para la ejecución de obras financiadas por Nación.

El temor de Jorge, exteriorizado a sus colaboradores más inmediatos, es que el gobierno nacional no cumpla con la entrega de esos fondos, sea por problemas de caja o como una prenda de negociación política de cara a la relación legislativa del peronismo pampeano, a partir del 10 de diciembre, con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

En materia de reserva provincial, Jorge dispuso anticipar el pago de certificaciones de obras públicas financiadas por el gobierno central para activar el mercado laboral de la provincia. Serían alrededor de 300 millones de pesos.

"¿Vos te pensar que Nación va a soltar de un golpe 500 millones de pesos para una provincia como La Pampa?", aportó un avezado dirigente oficialista, conocedor de estas cuestiones del manejo político de los fondos públicos nacionales y el nivel de subordinación de los estados provinciales.

A la inquietud por ciertos indicios que vienen desde Balcarce 50, que son negativos en cuanto a la remisión de ese dinero a La Pampa, ahora se suma la posibilidad de que gran parte de esa obligación contraída por Nación sea saldada en bonos fondeados con recursos del Anses.

La dilucidación del tema es indispensable para el cierre de los números que englobará el Presupuesto Provincial 2010.

Este clima de incertidumbre en el Ejecutivo pampeano también se trasladó a los municipios, cuya situación financiera está lejos de mejorar en la medida que se agudiza el déficit de lluvias y se ralentiza la actividad agropecuaria.

Es continuo el deambular de los jefes comunales por los pasillos de la Casa de Gobierno en busca de apoyo económico para mitigar la afligente situación social de sus localidades.

No sólo son los intendentes radicales los que reclaman una audiencia con Jorge, también hay apuro entre los peronistas por llegar al mandatario provincial y persuadirlo de que se monte un sistema de contención social financiado con lo que el Estado todavía tiene depositado en el Banco de La Pampa.

El gobernador en Buenos Aires

El titular del Poder Ejecutivo Provincial, Oscar Mario Jorge, viajó en las primeras horas de ayer a la ciudad de Buenos Aires, en donde mantuvo reuniones "relacionadas a la gestión gubernamental". Por la tarde, concurrió al Salón de las Mujeres Argentinas del Bicentenario, en Casa de Gobierno. En la oportunidad, el gobernador participó del acto encabezado por la presidenta Cristina Fernández con motivo de la presentación del "Proyecto de ley de la democratización de la representación política, la transparencia y la equidad electoral".

Comentá la nota