Preocupa al intendente protesta del Suoem

Giacomino prevé desbordes por la protesta gremial, y la Provincia le prometió reforzar la presencia policial en la Municipalidad. La preocupación es porque anoche se depositaron los sueldos con descuentos por asambleas, sin horas extras y otros ítems.

El gobernador de Córdoba recibió ayer, de manera imprevista, en su despacho al intendente municipal, Daniel Giacomino, en la Casa de Gobierno, ocasión en que el titular del Palacio 6 de Julio le expresó su "preocupación por la asamblea de mañana (por hoy), razón por la cual el gobierno provincial se comprometió a "reforzar la presencia policial en el edificio de la Municipalidad".

Los temores del intendente se deben a una reacción violenta, como la que suele exhibir el Suoem, cuando hoy los empleados encuentren los descuentos de aquellos que realizaron asambleas, los recortes de horas extras y prolongaciones de jornada, en los salarios que fueron depositados anoche por las autoridades municipales.

De acuerdo a lo que expresó Giacomino, el recorte se aplicará a unos 1.200 trabajadores, por lo que el Ejecutivo municipal prevé una masiva protesta en el día de hoy. El ministro de Gobierno, Carlos Caserio, aseguró ayer que la Policía de la Provincia está "trabajando para garantizar el tránsito en varios lugares en la ciudad y para reforzar la presencia policial en el Palacio 6 de Julio".

Ambos mandatarios, Schiaretti y Giacomino, analizaron la protesta que desde hace 20 días realiza el sindicato de empleados municipales por el recorte de las horas extras y las prolongaciones de jornadas, que mantiene en vilo a los vecinos de Córdoba y provoca reiterado caos urbano.

Días pasados, la Provincia debió adelantarle a la comuna capitalina diez millones de pesos en concepto de coparticipación, debido a que el intendente Giacomino aseguró que su administración no tenía los recursos necesarios para pagar el sueldo y el medio aguinaldo que se abona en julio.

Otros diez millones provinieron del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, a través de un Aporte del Tesoro de la Nación (ATN), fondos con los que el intendente pudo enterar para hacer efectivo el pago de sueldos que se depositaron anoche en los cajeros automáticos.

El descuento por días no trabajados entre el 11 y el 18 del corriente, fecha en que tomó intervención la Justicia provincial y las partes (municipio y gremio) convinieron en bajarle beligerancia al conflicto, más las horas extras y prolongación de jornadas caídas, representa un monto de ahorro entre 6 a 8 millones para el Palacio 6 de Julio.

El gremio a través de su titular, Rubén Daniele, había prometido que si se descontaban los días de paros encubiertos como asambleas o se recortaban las prolongaciones de jornada, el gremio iba a iniciar una escalada de protestas que siempre se saben dónde empiezan pero no dónde, ni cuando, terminan.

Por tal motivo, el intendente al aplicar su decisión -refrendada a través de un decreto municipal- reveló su preocupación por lo que pueda pasar hoy en la protesta del Suoem. Los antecedentes que tiene el sindicato en esta materia no dejan márgenes para la esperanza.

Comentá la nota