Preocupa el impacto de la crisis.

Preocupa el impacto de la crisis.
En Rincón de los Sauces hay 250 desocupados de la industria petrolera y se acentuó la baja del consumo.

Según el intendente, la caída del consumo es de entre 40 y 50 por ciento, dependiendo de los productos.

Neuquén > El intendente de Rincón de los Sauces, el justicialista Hugo Wernli, informó ayer que los desocupados que se produjeron en la localidad por la crisis que atraviesan las empresas petroleras asciende a 250 personas, y que la merma en el consumo local llega al 50% menos de los índices normales.

“Estuvimos hablando con los comerciantes que la baja en el consumo es de un 40 a 50 por ciento dependiendo el producto”, sostuvo el intendente.

Además, expresó que otro índice en el que se ve una merma del 30 al 40% es en la ocupación hotelera y la gastronomía, de lo cual vive la comunidad. “Ya son valores muy importantes”, expresó Wernli.

Sobre la desocupación en Rincón de los Sauces, el jefe comunal expresó que ascienden a 242 los lugareños que perdieron su trabajo a causa de la crisis.

“Hicimos una lista única de 171 desocupados de los cuales 56 ya están siendo atendidos por el fondo de desempleo de la ANSES, además tenemos gente con quien armamos una cooperativa de trabajo y otro grupo de personas con quienes ya estamos empezando a trabajar en obras de inversión pública”, manifestó Wernli.

Según indicó el intendente, se generaron fuentes de trabajo genuinas junto a Provincia y Nación gracias al dinero que recibió la localidad por la renegociación de los contratos petroleros.

“Hay que hacer muchas obras en la ciudad y creemos que es el momento para hacerlas, aprovechar esta baja del trabajo en el sector privado para desarrollar obra en lo público, en eso estamos trabajando y por eso vinimos a realizar gestiones hoy (por ayer) a Neuquén capital donde nos reuniremos con un par de empresas”, expresó Wernli en la sede del Partido Justicialista provincial.

Según informó, la semana que viene empiezan las primeras obras, que son los talleres de la EPET Nº 16. Además, se realizará una cisterna nueva para la comunidad, un acueducto, 70 viviendas que se construirán dentro de tres semanas por la ADUS y 150 que estarían empezando en mayo. “La mano de obra sería genuina y local, con dos años de antigüedad en la ciudad y con la libreta de desempleo correspondiente”, destacó el intendente.

Sostener

Wernli manifestó que las empresas petroleras todavía están regularizados en la forma de pago a sus proveedores y empleados, “pero sabemos que la falta de pago va a suceder en los próximos días, por eso nos adelantamos y hablamos con las productoras para ver si se puede contener de alguna forma, también vamos a hablar con los gremios”, sostuvo.

El jefe comunal realizó estas observaciones una semana después del conflicto que se generó con los desempleados de la construcción agremiados en UOCRA, quienes en forma de protesta por la merma laboral decidieron en asamblea paralizar la actividad hidrocarburífera y cortar el ingreso de maquinarias, combustible y personal a los yacimientos.

Comentá la nota