Preocupa a los empresarios el conflicto por las subrogancias

Desde la Federación Económica de Tucumán recordaron que las leyes deben contribuir a la paz social y reclamaron a los poderes políticos que resuelvan el problema rápidamente.
El conflicto generado con la aprobación y posterior puesta en marcha de la Ley 8.136 (de Subrogancias), que deja en manos de los poderes políticos la designación de jueces interinos, sin previo concurso de antecedentes y oposición, genera preocupación entre el empresariado tucumano.

Por primera vez desde que estalló la polémica en torno a ese mecanismo, que fue blanco de varios planteos judiciales por parte de abogados de nuestro medio, la Federación Económica de Tucumán (FET) fijó ayer una postura institucional al respecto, reclamando a los poderes políticos que resuelvan el problema.

"Nos preocupa que el servicio de justicia esté asegurado para todos los tucumanos y que los juzgados vacantes sean cubiertos con urgencia, de manera que garantice eficiencia en su desenvolvimiento", resaltó, mediante un comunicado, el Comité Ejecutivo de la entidad, que es presidida por Raúl Robín.

Pedido por la paz social

Además, los empresarios advirtieron que "más allá del análisis de su constitucionalidad, que es algo que deberá resolver la Justicia, y partiendo de la base del debido respeto a las normas, nuestra sociedad requiere que dichas leyes contribuyan a la paz social".

Según entienden desde la FET: "La sociedad asiste asombrada y sin conocimientos técnicos, que le permita concluir quién tiene la última y justa razón, a un debate público instalado entre las instituciones de nuestro medio".

Por otro lado, señalaron que las Cámara Asociadas a la FET "consideran que la Ley de Subrogancias debe asegurar la garantía y certidumbre del servicio de justicia, respetando las normas fundamentales de la Nación y la Provincia".

Finalmente, tras recordar "el lugar que la Federación Económica ocupa en la sociedad", los representantes del empresariado tucumano instaron a obrar "con urgencia a quienes desde el poder político y desde la institucionalidad deben resolver esta cuestión".

Crítica democristiana

Por su parte, dirigentes de la Democracia Cristiana cuestionaron la decisión del oficialismo legislativo, que el jueves pasado introdujo una modificación a la Ley de Subrogancias para que, además de permitir cubrir vacantes por licencia, jubilación, enfermedad o fallecimiento de magistrados, también rija para la integración de tribunales recientemente creados.

"Se percibe, con esta modificación, más claramente que el objetivo es designar jueces a dedo, violentando la independencia de poderes, y permitiendo que se cubra la 'Cámara de Cámara', una incongruencia de organización judicial que hasta hoy por prudencia no ha sido constituida", dispararon José Páez, Elena Lazarte y Carlos Vázquez, en alusión al Tribunal de Apelaciones que, a partir de esa modificación a la Ley 8.136, podrá ser integrado para revisar los fallos de la Cámara en lo Contencioso Administrativo.

Finalmente, denunciaron que, con la aprobación de esos cambios, la Cámara "se apartó de la emergencia judicial declarada inicialmente, para posibilitar designar jueces que garanticen la impunidad al Estado y a las actuales autoridades provinciales. Solo sirvió esta última sesión para demostrar el total divorcio de la mayoría de la Legislatura con la realidad provincial y con su pueblo", espetaron.

Comentá la nota