Preocupa a los banqueros locales el avance del Gobierno en el sistema financiero

La carencia de políticas macroeconómicas duraderas, la falta de seguridad jurídica, sumadas a la inestabilidad política son consideradas como la trilogía que ha puesto en jaque las condiciones para garantizar el crecimiento del sistema financiero local. Se teme por la creciente injerencia del Gobierno
Dicen por ahí que el tamaño no es importante. Sin embargo, si hablamos del sistema financiero argentino, parece que aún no está dicha la última palabra. Una encuesta entre los principales Gerentes Generales del sector bancario local realizado por la consultora KPMG revela que lo pequeño del mercado financiero local tiene mucho que ver con lo grande de los problemas que éste enfrenta.

La falta de políticas macroeconómicas duraderas y de seguridad jurídica, sumadas a la inestabilidad política son consideradas por los altos ejecutivos como la trilogía que ha puesto en jaque las condiciones para garantizar el crecimiento del sistema financiero local. Para 9 de cada 10 encuestados, "la falta en el mantenimiento de objetivos de largo plazo, y de políticas coherentes" ha llevado una mayor incertidumbre en los agentes económicos con sus consiguientes efectos en términos de falta de inversiones, salida de capitales y finalmente inestabilidad en las variables económicas. El informe señala que "son estos factores, traducidos en altas tasas de inflación, variables tasas de interés y tipo de cambio que cada tanto se convierten en variable fuera de control, las que conspiran contra la existencia de un sistema financiero de las dimensiones que necesita nuestro país".

Sin embargo, no todo es lamento explícito. La seguridad jurídica es uno de los temas que más preocupa a los banqueros aunque la procesión vaya por dentro. En rigor, 7 de cada 10 lo mencionaron a la hora de identificar las trabas cardinales del sector y el 40% señaló que ésta era su mayor preocupación.

La creciente injerencia del Estado en la actividad bancaria es otro de los puntos que desvela a quienes comandan las entidades financieras. En concreto, el 64% de los encuestados señaló que ésta era una de sus mayores preocupaciones.

"Aquí se dan dos factores que explican tan alto nivel de preocupación", señalan en KPMG. "Por un lado, la tendencia mundial luego de la crisis hacia un rol más activo del Estado en la industria financiera; por el otro, el convencimiento de las actuales autoridades gubernamentales de nuestro país sobre la necesidad de un mayor intervencionismo del Estado en la economía".

En este sentido, el informe señala que las decisiones imprevistas del Poder Ejecutivo Nacional que afectan a la industria son consideradas como "muy importantes" por el 64% de los encuestados. "Entendemos que la decisión adoptada por el Poder Ejecutivo Nacional con respecto a las AFJP ha contribuido a generar un clima de incertidumbre que hace temer que situaciones de este tipo puedan volver a repetirse".

Las presiones salariales e impositivas también ocupan su lugar entre las materias que merecen mayor atención. "En un contexto de posibles aumentos salariales y disminución del negocio, se suma la probabilidad de mayores impuestos, dada la situación fiscal más comprometida a nivel provincial y nacional, lo que hace que este tema tome mayor importancia", señalaron en KPMG.

Comentá la nota