Preocupa al PJ el avance piquetero

Planes. Alicia distribuye los fondos. Los intendentes, como Mussi, deben arreglar primero con Néstor.
"Hay algunos que estamos preocupados porque vemos una fuerte radicalización. Hay movimientos que recobran fuerza porque el Gobierno los alienta. Y eso genera incertidumbre en algunos sectores peronistas." La admisión corre por cuenta de un hombre muy vinculado al Gobierno.

Esa preocupación fue motivo de discusión en los últimos días entre referentes kirchneristas, intendentes y algunos gobernadores. Los que responden a la estructura del PJ, temen que Kirchner vuelva a replegarse sobre las agrupaciones más belicosas, para no quedar atrapado en el corsé del peronismo. La lectura que hacen es que, por la baja aceptación pública que tiene, el ex presiente apunta a embarrar el escenario político y demostrar que es el único que puede gestionar en esas condiciones. Y algunos réditos cosechó. Hay muchos dirigentes que evitan correrse del redil oficialista por no tener cobijo político alternativo. Además es un fuerte disuasivo para otras candidaturas. Por estos días Carlos Reutemann transmite la idea de que "no están dadas las condiciones" para avanzar con su postulación presidencial. "Nos dijo que con D’Elía en la calle, y con los piqueteros en alza, no se va a largar", confió un senador que habla regularmente con él. Por eso Eduardo Duhalde salió a ocupar el espacio no kirchnerista ante la avanzada de Olivos.

La puja por los planes. Detrás de la desconfianza peronista por el resurgimiento de los piqueteros más duros se desata una dura batalla por la distribución de los planes sociales. Los intendentes del PJ se quejan porque dicen que el Gobierno le hace un bypass con el reparto de fondos. Alicia Kirchner es la distribuidora oficial. Pero el que autoriza es su hermano Néstor. Primero hay que arreglar con él, después llegan los fondos vía Ministerio de Desarrollo Social. Los grupos que deben articular acciones, reportan a Oscar Parrilli. Y la lógica doctrinaria, la aporta Carlos Zannini.

"Esta semanas nos juntamos con algunos intendentes que bramaban. No te quiero contar cómo estaban (Hugo) Curto y (Raúl) Otacehé, porque dicen que el kirchnerismo apoya por afuera a los piqueteros, y que estos les hacen movilizaciones todo el tiempo". La misma fuente explicó lo que sucedió en Lomas de Zamora, en donde el intendente Jorge Rossi recibió el 20 por ciento de unos dos mil planes que distribuyó el gobierno, mientras que el dirigente Fernando "Chino" Navarro se quedó con el 30 por ciento. La mitad restante quedó en manos del titular del Comfer, Gabriel Mariotto, que quiere postularse a la intendencia local.

Los episodios de violencia de esta semana en la municipalidad de Mar del Plata dejaron perplejos a varios que temen correr la misma suerte que el intendente Gustavo Pulti. Si bien los jefes comunales del Conurbano creen que se trata de un hecho aislado, en varios distritos comenzaron a darle mayor espacio a los piqueteros en el plan empleo, lanzado por Cristina Krichner. Esto ya se ve en distritos como San Vicente, Florencio Varela, Esteban Echeverria y Berisso, localidad con mayor conflictividad y que en junio tuvo las primeras protestas frente a la municipalidad.

Comentá la nota