Preocupa a la APOC la merma del porcentual destinado al control

La Asociación del Personal de los Organismos de Control (APOC) Seccional Jujuy, dijo que el "gasto" asignado al Tribunal de Cuentas en el presupuesto para el año 2010, sólo representa un 0.24 % del total a controlar, monto menor que el del año 2009, que alcanzó el 0.34 % del total del presupuesto provincial.
El gremio señaló una serie de falencias e imprevisiones en el cálculo de las erogaciones que deberá afrontar el Gobierno provincial y advirtió que de no corregirse se repetirán los conflictos salariales que signaron el 2009.

La observación del gremio surgió luego de una reunión llevada a cabo ayer en la presidencia del Bloque Justicialista de la Legislatura en la que participaron técnicos de la Dirección de Presupuesto, el secretario de Egresos Públicos, Jorge Puentes y los legisladores justicialistas Olindo Tentor y Rubén Rivarola. También estuvieron presentes representantes de la Red de Organizaciones Sociales y referentes sindicales de ATE, SOEMFA, Viales, Judiciales, Legislativos y APOC.

Según la entidad gremial, aunque se contó con la presencia de técnicos, el perfil de la reunión se marcó en que atento a que el presupuesto está cerrado en cuanto a su tratamiento y próximo a ser sancionado, no procede hacer un análisis técnico ni numérico, sino conceptual y político, en el sentido de que se trata de un herramienta de planificación, en la elaboración del presupuesto que sigue un proceso incremental, es decir que sobre la base de lo ejecutado, se avanza en una estimación de valores para el ejercicio siguiente.

Sostuvo además que "la dirigencia coincidió en señalar que no se están contemplando pautas de estimación de orden salarial que contemplen ajustes salariales, pase a planta de los trabajadores en precariedad laboral, rejerarquizaciones automáticas (la ultima se realizó en el 2005), etc. De tal suerte cualquier pedido en tal sentido no estará contemplado ni tendrá financiamiento y se repetirán los conflictos".

En particular APOC señaló a la necesidad de "variar la técnica de presupuestación al llamado presupuesto ‘base cero’ en la que ningún gasto se da por sentado, sino que se lo examina para ver si debe realizarse o puede eficientizarse, suprimirse, mermar o incrementar, todo ello teniendo previamente definidas políticas y prioridades provinciales basadas en un modelo de provincia que se quiere".

Desde la óptica del control público APOC señaló que "lo que el Estado erogue en control no es un gasto sino una inversión, ya que si hay un fuerte control tanto de la percepción como de la inversión de los caudales públicos, redundará en transparencia y eficacia de la gestión del presupuesto".

Expresó además su preocupación en el sentido de que el "gasto" previsto en control, presupuesto asignado al Tribunal de Cuentas en el año 2010, sólo representa un 0.24 % del presupuesto total a controlar "todavía es menor que el del año 2009 (0.34 %) y el organismo elaboró un anteproyecto de más de 15.000.000 y se recorto a 11.000.000 es decir en un 26 %. Este recorte fue practicado por el Poder Ejecutivo que es el controlado por el Tribunal de Cuentas. Resulta prioritario que en particular el plan de trabajo o plan de auditorias del Tribunal de Cuentas sea tratado con los legisladores que como representantes del pueblo son los destinatarios de los resultados del control", sostuvo el sindicato.

Señala además que "en este caso el presupuesto del Tribunal de Cuentas no sólo debe elaborarse base cero sino por objetivos o por programas y el proyecto así conformado ser votado sin modificaciones introducidas por el Poder Ejecutivo, en todo caso si hay recortes ser decididos en la Legislatura".

La ley orgánica del Tribunal garantiza al organismo autonomía funcional y financiera, que en la práctica debe hacerse una realidad.

APOC entregó a los diputados y miembros presentes una nota en donde precisa aspectos funcionales que son necesarios reforzar y dotar al organismo, entre los que pueden destacarse los siguientes: Mayor presupuesto (los porcentajes que invierten países de Latinoamérica son en promedio cuatro veces lo presupuestado, un 1%). Que para el año 2011 la técnica de presupuestación sea la delineada más arriba. Mayor dotación de auditores y cargos para titularizar la gran cantidad de contratados y reemplazantes que por muchos años se mantienen en precariedad laboral. Un edificio propio. Adecuada dotación de vehículos, equipamiento informático fijo y móvil y demás recursos necesarios para el funcionamiento eficiente del organismo.

Un pedido de vieja data es el pago del adicional por título que se realiza a toda la administración pública, salvo al personal del Poder Judicial, Legislativo y Tribunal de Cuentas.

Destaca además que "queda claro a los legisladores que los representantes de los trabajadores tienen muchos aportes para realizar a la confección de futuros presupuestos y también cuestionarán la falta de previsión presupuestaria de demandas naturales de orden salarial".

Como corolario recalcó la necesidad de que "todas las voluntades en Jujuy se junten, sin distinción de banderías políticas ni sociales y confluyamos a los despachos en Buenos Aires de manera coherente y austera a gestionar todos los recursos que nos corresponden y acordar en un concierto de políticas claras de desarrollo la aplicación de tales recursos".

Finalmente precisó que "El control en tales acciones está llamado a cumplir un papel preponderante. Hacemos votos para que se fortalezca el control, que sea autónomo y eficiente y entregue su producto social, la transparencia en la gestión del Estado".

Comentá la nota