Premio: pronosticó la economía para los próximos cuatro años

El jo­ven eco­no­mis­ta Cris­tian Ra­ba­nal, que aca­ba de gra­duar­se en la Uni­ver­si­dad de Río Cuar­to, pre­sen­tó el me­jor tra­ba­jo del país. Diag­nos­ti­có la eco­no­mía ar­gen­ti­na en­tre 2009 y 2013, a par­tir de re­vi­sar los da­tos de los úl­ti­mos 108 años
"Un pro­nós­ti­co del ci­clo eco­nó­mi­co ar­gen­ti­no pa­ra el pe­río­do 2009 - 2013", es el tí­tu­lo del tra­ba­jo con que el jo­ven eco­no­mis­ta Cris­tian Ra­ba­nal (24) ga­nó el pre­mio na­cio­nal "In­ge­nie­ro Ri­car­do Car­ba­jo", otor­ga­do por la Aso­cia­ción de Do­cen­tes de Ma­te­má­ti­ca de Fa­cul­ta­des de Cien­cias Eco­nó­mi­cas y Afi­nes.

Va­ti­ci­nó lo que ocu­rri­rá con la eco­no­mía ar­gen­ti­na en los pró­xi­mos cua­tro años, a par­tir de re­vi­sar los da­tos anua­les des­de 1900 has­ta 2008. Ase­gu­ra que ha­brá cre­ci­mien­to, pe­ro a ta­sas mu­cho me­no­res que en los años an­te­rio­res. Y di­ce que en 2008 se al­can­zó la ci­ma o fa­se de pros­pe­ri­dad, y que el ci­clo com­ple­to ter­mi­na­rá en 2011, abar­can­do diez años, des­de que es­ta­lló la cri­sis de 2002, con lo cual se afian­za la ten­den­cia de que los pe­río­dos en la Ar­gen­ti­na tie­nen una re­gu­la­ri­dad de un dé­ca­da. Asi­mis­mo, ad­vier­te que "el PBI es­tá cre­cien­do por de­ba­jo de la ten­den­cia, lo cual no es bue­no por­que ge­ne­ra pro­ble­mas pa­ra con­se­guir em­pleo".

"El pe­río­do de ba­ja en el ci­clo se ex­ten­de­ría a los años 2009, 2010 y 2011. Con es­to, cul­mi­na­ría el ci­clo co­men­za­do en 2002", afir­ma Ra­ba­nal en su tra­ba­jo. Y en cuan­to a las pro­yec­cio­nes de cre­ci­mien­to pa­ra el PBI se­ña­la que "ha­brá un des­cen­so del 1,84 por cien­to, en 2009; y una me­jo­ra del 0,22 por cien­to y del 1,91 por cien­to pa­ra el 2010 y 2011, res­pec­ti­va­men­te". Pa­ra los años res­tan­tes del quin­que­nio, in­di­ca: "La pre­vi­sión se en­cuen­tra en tor­no al 2,5 por cien­to, pe­ro se en­cuen­tran fuer­te­men­te in­fluen­cia­dos por el efec­to de re­ver­sión a la me­dia, por lo que con­vie­ne con­si­de­rar­las só­lo co­mo orien­ta­ti­vas".

Ra­ba­nal se pro­pu­so de­ter­mi­nar en qué eta­pa del ci­clo eco­nó­mi­co se en­cuen­tra Ar­gen­ti­na, pa­ra rea­li­zar un pro­nós­ti­co so­bre el seg­men­to 2009-2013, a par­tir de da­tos de fre­cuen­cia anual.

Ana­li­zó las pro­pie­da­des de los co-mo­vi­mien­tos de las va­ria­bles ma­croe­co­nó­mi­cas ar­gen­ti­nas y el PBI, pa­ra de­ter­mi­nar po­si­bles cam­bios de fa­se. Y uti­li­zó mo­de­los com­bi­na­dos de re­gre­sión y se­ries de tiem­po pa­ra ob­te­ner una pro­yec­ción de cre­ci­mien­to pa­ra los años por ve­nir, jun­to con la evo­lu­ción pro­ba­ble del ci­clo en ese pe­río­do 2009-2013.

Cris­tian Ra­ba­nal se re­ci­bió en ju­lio de li­cen­cia­do en Eco­no­mía y es­tá a la es­pe­ra de una be­ca del Co­nicet pa­ra rea­li­zar un doc­to­ra­do en Eco­no­mía.

Al pre­mio que lo dis­tin­gue a ni­vel na­cio­nal, lo re­ci­bió en la Fa­cul­tad de Cien­cias So­cia­les de la Uni­ver­si­dad Na­cio­nal de San Juan. Al tra­ba­jo con el que ga­nó lo hi­zo en el mar­co de la asig­na­tu­ra op­ta­ti­va Eco­no­me­tría Avan­za­da, en su úl­ti­mo tra­mo co­mo es­tu­dian­te.

-¿En qué con­sis­te su tra­ba­jo?

-In­ten­ta re­co­no­cer en qué eta­pa del ci­clo eco­nó­mi­co se en­cuen­tra la eco­no­mía ar­gen­ti­na, al co­men­zar el año 2009. Arran­qué a prin­ci­pio de es­te año, con el pro­pó­si­to de rea­li­zar un pro­nós­ti­co del ci­clo y, por lo tan­to, del cre­ci­mien­to du­ran­te el quin­que­nio 2009-2013, a par­tir de da­tos de fre­cuen­cia anual. Pa­ra eso, se pre­sen­ta, por un la­do, una ca­rac­te­ri­za­ción de lo que es el ci­clo eco­nó­mi­co, aten­dien­do a una me­to­do­lo­gía uti­li­za­da por dos au­to­res, Kyd­land y Pres­cott. Y uti­li­zan­do mo­de­los de se­ries de tiem­po, con­cre­ta­men­te los mo­de­los Ari­ma y Var.

-¿Con qué se en­con­tró?

-No se pu­do de­ter­mi­nar la de­tec­ción de nin­gu­na va­ria­ble ade­lan­ta­da, que per­mi­tie­ra pre­su­mir el fu­tu­ro de­sem­pe­ño de la ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca. Si bien los agre­ga­dos mo­ne­ta­rios fue­ron cla­si­fi­ca­dos co­mo tal, la co­rre­la­ción re­sul­tan­te no fue sig­ni­fi­ca­ti­va. Lo opues­to hu­bie­ra po­si­bi­li­ta­do ad­ver­tir el fu­tu­ro de­sem­pe­ño del PBI y, por en­de, del ci­clo.

-Pe­ro ¿lo­gró re­sul­ta­dos?

-A par­tir del aná­li­sis de se­rie de tiem­po, el pro­nós­ti­co al que se arri­ba es que en el año 2008 se ha­bría al­can­za­do la fa­se de pros­pe­ri­dad o ci­ma de cre­ci­mien­to y que el pe­río­do de ba­ja en el ci­clo se ex­ten­de­ría en los años 2009, 2010 y 2011. Y con eso cul­mi­na­ría el ci­clo com­ple­to, que co­men­zó en el año 2002, abar­can­do diez años.

-¿Qué cre­ci­mien­to se pue­de es­pe­rar?

-El pro­nós­ti­co de cre­ci­mien­to del PBI pa­ra es­te año, se­gún la apli­ca­ción de una téc­ni­ca de com­bi­na­ción de pro­nós­ti­co, es un des­cen­so del 1,84 por cien­to pa­ra el 2009, y una me­jo­ra mar­gi­nal del 0,22 por cien­to pa­ra el 2010. Sin em­bar­go, es­te pro­nós­ti­co es­tá con­di­cio­na­do a la in­for­ma­ción dis­po­ni­ble has­ta ju­nio de 2009.

-Hi­zo una re­vi­sión de va­rios años.

-Uti­li­cé, por un la­do, una me­to­do­lo­gía apli­ca­da por Kyd­land y Pres­cott. Y, pa­ra ayu­dar, tam­bién me he va­li­do de la me­to­do­lo­gía de se­rie de tiem­po, que per­mi­te pro­nos­ti­car el fu­tu­ro, a par­tir de lo que pa­só con an­te­rio­ri­dad. El pe­río­do his­tó­ri­co del que me val­go pa­ra ha­cer la pre­dic­ción va des­de el 1900 has­ta el 2008, con da­tos de fre­cuen­cia anual.

-¿Qué lo sor­pren­dió de esa mi­ra­da his­tó­ri­ca?

-No su­ce­dió lo que en otras eco­no­mías sí se ve­ri­fi­ca. Con esos da­tos de ese pe­río­do no es po­si­ble a par­tir de só­lo mi­rar los agre­ga­dos mo­ne­ta­rios pre­de­cir pa­ra dón­de va a ir la eco­no­mía. Eso, en nues­tro país, du­ran­te ese pe­río­do, no es fac­ti­ble, por­que Ar­gen­ti­na tie­ne una his­to­ria muy trau­má­ti­ca en tér­mi­nos in­fla­cio­na­rios, bas­ta re­cor­dar el Ro­dri­ga­zo o la hi­per del '89, con lo cual la vo­la­ti­li­dad de la se­rie del ín­di­ce de pre­cios y, por lo tan­to, los agre­ga­dos mo­ne­ta­rios no­mi­na­les son muy al­tos. Eso me im­pi­dió de­cir al­go del cre­ci­mien­to, mi­ran­do só­lo la evo­lu­ción de los agre­ga­dos mo­ne­ta­rios, es de­cir, bi­lle­tes y mo­ne­das en ma­nos del pú­bli­co y de­pó­si­tos ban­ca­rios. En eco­no­mías avan­za­das, co­mo la de Es­ta­dos Uni­dos, la se­rie de di­ne­ro va siem­pre de­lan­te de la de PBI, es­to es: au­men­tó la can­ti­dad de di­ne­ro, por lo cual se pue­de pre­su­mir que el PBI lo va a se­guir con un in­cre­men­to pro­por­cio­nal. Eso en la Ar­gen­ti­na no es tan evi­den­te.

Comentá la nota