Premio K: la Caja recibirá $ 85 M más de los 650 pactados

La Caja de Jubilaciones de Córdoba recibirá este año $ 735 millones del gobierno nacional, 85 millones más que lo pactado tres meses atrás y $ 165 millones más que lo presupuestado para 2008. La asistencia es sólo 12% inferior a lo acumulado en 2006 y 2007, que alcanzó $ 838 millones ($ 466 millones en 2006 y $ 372 millones en 2007).

Se trata no sólo de un gran alivio para las arcas provinciales, sino también de un gesto político hacia la administración de Juan Schiaretti, quien ha acompañado con moderación e incluso entusiasmo las últimas medidas del gobierno nacional, algunas de ellas bastante polémicas, como la eliminación del sistema de capitalización jubilatoria.

La Nación ya envió 678 millones de pesos y en breve enviará otros 57 millones. Esto significa que el organismo previsional habrá recibido este año unos 735 millones. Como la Caja acumuló hasta noviembre un déficit de 820 millones, hasta la fecha prácticamente el 90 por ciento del déficit es financiado por el gobierno central. Claro que todavía resta diciembre, un mes especialmente oneroso, dado que se desembolsan los aguinaldos de los haberes de jubilados y pensionados. Si se suma el déficit de diciembre, la Caja cerrará el año con un “rojo” cercano a los 1.000 millones de pesos. No obstante, trascendió que no habría que descartar antes de fin de año una nueva partida de la Nación, en la medida en que los números finales se acomoden un poco mejor. Hay que recordar que a partir de este mes la ANSeS comenzará a recibir los cuantiosos recursos del anulado sistema de AFJP, por lo cual las finanzas nacionales también tendrán su respiro.

La ayuda financiera enviada por la Nación no es menor si se tiene en cuenta por un lado las severas restricciones que comenzó a soportar el propio gobierno nacional (en noviembre la recaudación de la AFIP tuvo su peor mes desde 2003) y, por el otro, la delicada situación de las propias finanzas provinciales, que también en noviembre sufrieron una sensible baja en los ingresos, especialmente en los envíos de coparticipación, que tuvieron el menor aumento interanual en cinco años y una fuerte caída real, si se descuenta la inflación.

La ayuda recibida ahora supera en 32 por ciento la partida presupuestada para 2008, pero también marca un cambio de tendencia notable: en 2007 la Nación destinó 586 millones para atender el déficit previsional de Córdoba, pero sólo envió 372 millones (63%), en tanto que en 2006 presupuestó 610 millones y envió 466 millones (76%). En 2005 había destinado 650 millones y envió 572 millones (88%). Como se puede observar, en los últimos tres años hubo una caída en la asistencia financiera de la Nación, que no se explica por problemas fiscales sino más bien por las crecientes y no siempre soterradas tensiones políticas entre el gobierno de José Manuel de la Sota y el de Néstor Kirchner.

Según el último informe financiero de la Caja, los recursos acumulados hasta noviembre (sin incluir la asistencia nacional) alcanzaron a 2.251 millones de pesos, de los cuales 2.148 millones correspondieron a aportes y contribuciones, incluido el Fondo Complementario.

En tanto, los egresos totalizaron en los once primeros meses 3.037 millones, a los que se deben sumar otros 35 millones originados en sentencias judiciales, etcétera. En total, son 3.072 millones, por lo que la diferencia final acumulada fue de 820,5 millones de pesos. En 2007, el déficit previsional fue de 711 millones, que se cubrieron con distintos fondos, incluido un préstamo de 333 millones del propio gobierno de Córdoba.

Comentá la nota