"Es muy prematuro reabrir ahora la discusión salarial"

"Sería muy prematuro reabrir la discusión salarial ahora", sentenció ayer el secretario de Gobierno, Horacio Ghirardi, y de ese modo le respondió al titular de la CGT y el gremio de trabajadores municipales, Néstor Ferrazza, para quien el "piso" de los aumentos debería ser del 15 por ciento. El funcionario recordó que "este será un año muy difícil" y confió en la "madurez e inteligencia de los dirigentes sindicales" para esperar a que se esbocen las primeras negociaciones de gremios estatales en el ámbito nacional y provincial.
Para Ghirardi, la crisis internacional y la del campo configuran "un escenario muy complejo", que se presume impactará con fuerza sobre las posibilidades de recaudación, tanto a nivel de los municipios como de las provincias.

Por eso, "antes de hablar de una nueva negociación habría que esperar a ver cómo evoluciona la cuestión de los ingresos" en esos dos niveles de gobierno, sostuvo el principal funcionario político del intendente Miguel Lifschitz.

Aun así, admitió que "seguramente habrá convocatoria a paritarias", pero insistió en la conveniencia de postergar las negociaciones y apeló a la "prudencia y la racionalidad".

"Comprendemos el rol de la dirigencia gremial, pero nosotros también tenemos la responsabilidad de atender las posibilidades del municipio" para que no se resienta la prestación de los servicios, afirmó.

Los dichos de Ghirardi parecieron intentar un enfriamiento de las expectativas inmediatas sobre un posible aumento para los municipales, quienes durante el año pasado, recordó el funcionario, tuvieron una recomposición "superior al 30 por ciento".

La última suba fue en noviembre pasado, cuando todos los empleados comunales de la provincia lograron un 8 por ciento extra sobre lo alcanzado en las paritarias de inicios de año.

De todos modos, todavía falta más de un mes para llegar a marzo, mes que Ferrazza barajó como el de inicio de las nuevas discusiones salariales. Hasta entonces, Ghirardi pidió estar atentos a la evolución del escenario económico y "acompañar responsablemente un funcionamiento equilibrado del Estado".

Comentá la nota