Prematura interna por la Intendencia

Después que el diputado nacional Gerónimo Vargas Aignasse hiciera pública su intención de ser candidato a intendente para 2011 y de la respuesta que ensayara el también diputado Germán Alfaro.

"El modelo de gestión de Domingo Amaya está terminado". Así lo dejó entrever el diputado nacional Gerónimo Vargas Aignasse para ratificar el nivel de polémica que se inició el pasado miércoles en torno a la disputa que por la intendencia de la Capital, parecen haber iniciado alperovistas y amayistas.

El diputado que es considerado uno de los "delfines" del gobernador José Alperovich y de la primera dama, Beatriz Rojkés, mantuvo un cruce a través de medios de prensa con su par en la Cámara baja y hombre cercano a Amaya, Germán Alfaro, cuando ambos confesaron sus aspiraciones de ocupar la Intendencia a partir de 2011.

"Un grupo grande de dirigentes de la Capital entendemos que el modelo de la Intendencia, después de ocho años, está terminado, no puede tener más de ocho años", admitió ayer Vargas Aignasse, en obvia alusión a Amaya. Vale recordar que el actual Jefe municipal asumió en 2003, luego de que la Justicia inhabilitara al entonces intendente electo, Antonio Domingo Bussi, quien, a su vez, había vencido en las urnas a Vargas Aignasse por tan sólo 17 votos.

Además, el diputado kirchnerista consideró que es necesario "buscar un cambio" en el modelo de gestión municipal, lo que, a su entender, "no es lo mismo que un gobierno provincial, donde hay otras complejidades mayores". Con esta última reflexión, le "cerró la puerta" a las interpretaciones opositoras en cuanto a que el cambio deba impulsarse también en la Gobernación.

Al momento de evaluar el desempeño del Intendente, Vargas Aignasse advirtió que "hay cosas que se han hecho bien y cosas que hay que mejorar".

Tras afirmar que está firme su intención de ir por la "revancha" en la Capital, el parlamentario nacional reafirmó su fidelidad "al proyecto político que encabezan José Alperovich y Betty Alperovich. Serán ellos los que decidirán qué es lo mejor en el 2011 para que el peronismo siga gobernando", sentenció.

Por otro lado, Vargas Aignasse le respondió a Alfaro, quien ayer había recordado su derrota electoral de 2003 en manos de Bussi y había afirmado que Amaya no estaría dispuesto a ir a una interna "con alguien que está haciendo sus primeras armas en la política".

"En política no hay que subestimar a nadie. Nosotros en el 2003 hicimos la mejor elección del peronismo en los últimos 30 años en la Capital cuando Alperovich no era Gobernador y no había una gestión como la que hay ahora, estaba (Julio) Miranda de gobernador y era difícil una opción peronista en la Capital. Que me diga eso el diputado, es un agravio sin justificativos", se defendió.

Sin embargo, el legislador nacional consideró que Alfaro "podría ser un buen candidato. Lo respeto mucho pero tenemos que respetarnos y trabajar fuertemente para el 28 de junio", acotó.

No a las internas

Por su parte, el gobernador José Alperovich instó a Vargas Aignasse y a Alfaro a dejar la disputa por la Intendencia capitalina para otro momento. "Le digo a los dirigentes que no es el momento de internas. No es el momento de peleas, falta un montón para el 2011", señaló el titular del Poder Ejecutivo, quien no obstante admitió, respecto a los comicios de ese año: "Siempre tengo candidatos".

Especulación electoral

En otro orden de consideraciones, Vargas Aignasse minimizó el impacto que podría significar una derrota del kirchnerismo en el plano nacional que lo prive de contar con mayoría propia en el Congreso, como vaticinan algunas encuestas.

"Hay que aclarar que hoy tampoco tenemos mayoría propia, contamos con 115 diputados y para acordar quórum y tener los 129 que hacen falta para empezar a sesionar debemos consensuar con otros sectores. Así lo hicimos en la mayoría de las leyes que aprobamos, como la de la del traspaso de Aerolíneas y la estatización de los fondos de las AFJP", recordó. Sobre el mismo punto, aseguró que "no es tan grave ganar o perder (el 28 de junio)", aunque luego aclaró: "No tengo dudas que vamos a ganar a nivel nacional y en lo provincial con más razón". También consideró que "lo importante es que exista la mayor cantidad de diputados y senadores que trabajen a favor del gobierno de la provincia de Tucumán".

Por último, al ser consultado sobre las aspiraciones presidenciales del actual Mandatario tucumano, el diputado oficialista consideró que "Alperovich es el mejor gobernador del país, es uno de los dirigentes de mayor apoyo", por lo cual justificó que "tenga las lógicas aspiraciones de ser candidato a Presidente en el 2011".

Contundente respuesta

Es un concepto lógico que toda acción genera una reacción y cuando ello ocurre, si de política se trata, se abona el terreno para algunos cruces verborrágicos, como los que se produjeron en las últimas horas entre dos potenciales candidatos a la intendencia capitalina para el 2011, los diputados Gerónimo Vargas Aignasse y Germán Alfaro.

Fue precisamente el estrecho colaborador del intendente Domingo Amaya, quien reconoció que es menester manejarse con el mayor de los respetos, aunque al mismo tiempo disparó que el karma de Vargas Aignasse "es haber canjeado la Intendencia de la Capital por una diputación nacional. Si en el 2003 hubiéramos abierto las urnas y enfrentado a Bussi, otra habría sido la historia del peronismo en la ciudad", sentenció Alfaro.

Sentenció que "por supuesto que debemos respetarnos, pero cada uno carga con su historia. Amaya viene gobernando junto al gobernador durante estos ocho años, porque hay una sintonía y una coherencia en su acción de gobierno. Si está agotado Amaya, yo no creo que esté agotado Alperovich", añadió.

También reconoció que es el momento de trabajar y de tener el espíritu tranquilo cuando hay que elegir nuestros representantes al Parlamento nacional. "Anticiparnos dos años con lo que pudiera pasar en 2011, es un error. El que impuso la discusión fue Vargas Aignasse", concluyó el diputado Germán Alfaro.

Comentá la nota