La pregunta es: ¿Cuál es el verdadero Cobos?

Por Fernando Gonzalez

Hace dos días, en esta misma columna editorial, decíamos que el Gobierno le había encontrado un punto débil a Julio Cleto Cobos. Que al vicepresidente le afectaba que lo criticaran por "opositor" y aún por "golpista", como los Kirchner suelen hacerlo cuando alguna de sus decisiones les complica el panorama.

El grosero desplazamiento de Martín Redrado de la presidencia del Banco Central le había dado la oportunidad al Congreso de mostrar el flamante protagonismo de la oposición tras la derrota electoral del kirchnerismo en junio de 2009. Pero Cobos, quien ya admitió que quiere ser candidato presidencial en 2011, ha elegido un sendero intermedio entre el perfil oficialista y el opositor que genera fastidio en unos y en otros según la postura que adopte cada vez.

Hasta ahora, la estrategia le ha sido tan funcional que Cobos se terminó convirtiendo en el dirigente con mejor imagen de todo el país. Pero habrá que ver como digiere la sociedad esta decisión, que lo mostró junto a un gobierno que tiene niveles de rechazo cada día más importantes.

¿Cuál es el verdadero Cobos entonces? ¿El de anoche, que hizo celebrar a la Casa Rosada, o el de 2008 que tumbó las retenciones K en el Senado? Los próximos meses empezarán a dibujar una respuesta.

Comentá la nota