"Prefiero no jugar lindo y ganar como sea".

COPA LIBERTADORES / DEFENSOR SPORTING VS. BOCA: Battaglia planta bandera en Montevideo y desnuda las necesidades de Boca ante Defensor. "Acá lo más importante es pasar la llave", dice.
Venir a jugar a Montevideo no es para cualquiera, eh", dice Marcelo con gesto adusto, respiración atragantada, manos detrás de la cintura, mientras observa con "cuatro ojos" la puerta del coqueto y lujoso hotel que cobija a Boca de este lado del charco. En definitiva, la garra charrúa se siente en todos lados. Hay que enfrentarla, pues. Y Olé eligió a Sebastián Battaglia, jugador aguerrido si los hay, integrante del selecto grupo de los referentes y hombre que comparte el trinomio (junto a Ibarra y el Mellizo Guillermo) de futbolistas que participaron en las cuatro Libertadores que obtuvo Boca en este siglo. ¿Palabra autorizada, no? "Prefiero no jugar lindo y ganar como sea. Obviamente que todos queremos jugar bien y ganar. Pero es relativo", explica Seba, en charla a solas, horas antes de disputar el primer chico de los octavos de final. Arranca la verdad, señores. Cara o cruz.

-¿A ganar como sea?

-Sí, es así. Y más en estas instancias, ya no tenemos margen de error. El que se equivoca, pierde.

-¿Sentís que para ganar la Copa tienen que mejorar o así les alcanza?

-Sin dudas, eso es relativo. En la Copa pasada jugábamos muy bien, merecíamos pasar y llegar a la final y no se logró. Hay veces que uno prefiere ganar como sea y no jugar tan lindo como aquella vez que fuimos superiores a Fluminense y nos quedamos afuera. Acá lo más importante es pasar la llave.

-De todas las Libertadores que afrontaste, ¿ésta es la más difícil?

-Todas son difíciles y uno debe tratar de trabajar...

-Pero por cómo viene la mano...

-¿En qué sentido?

-El rendimiento del equipo. La realidad es que no juegan bien...

-Y el año pasado la primera ronda también nos costó y después mejoramos muchísimo, así que puede que mejoremos ahora...

-¿Qué significa la Libertadores?

-Tiene un sabor especial, es a nivel internacional, se toma como si fuese la Champions League. Te da la posibilidad de jugar el Mundial de clubes, la competencia más importante del mundo. Boca ha tenido la oportunidad de ganarla varias veces y es un orgullo haber estado en esos planteles. Uno no toma medida de eso ahora, creo que el día de mañana cuando ya no juegue más me daré cuenta de lo que significa. Queremos llegar a esa final soñada. Ojalá se dé.

-Ischia dijo que a San Lorenzo le perdonaron la vida, ¿a Defensor no se lo puede perdonar?

-Por supuesto. El domingo merecíamos ganar, tuvimos chances y no hicimos los goles. Nos terminaron empatando en una jugada aislada. Eso no nos puede volver a pasar. Tenemos que definir los partidos. Sabemos que los uruguayos corren y son metedores.

-Tu amigo Marchant dijo que apuesta un asado.

-¿Sí? Está jugado entonces, obvio. En realidad lo tenemos que comer porque hace mucho que nos no vemos. El que pierde paga el asado, ya está.

-¿Cuánto influye la ausencia de Riquelme?

-El es un jugador muy importante, pero también hay compañeros que lo pueden reemplazar muy bien.

-¿La verdadera Copa empieza ahora entonces, como dijo Román? -No es que empieza ahora, es que esta instancia es la más linda, el mano a mano. Hay que saber aprovechar el hecho de definir de local, con esto del gol de visitante. Estamos convencidos de que podemos pasar.

Comentá la nota