Preferir el diálogo a la intervención de la Justicia

El ministro fiscal de la Corte Suprema de Justicia de la Provincia, Luis De Mitri, instó a que los conflictos sociales se solucionen a través del diálogo y no por la vía de la represión judicial.
"Mi criterio es que los fiscales actúen con razonabilidad y con la ley en la mano. Siempre que se concreta una protesta callejera, indudablemente se producen conflictos entre los bienes jurídicos de las partes. Pero no hemos dado instrucciones específicas al respecto, sino que se debe ponderar cada hecho en forma particular", dijo.

El jefe de los fiscales penales consideró que es posible que se compatibilicen los derechos a manifestarse y a peticionar a las autoridades con los derechos de transitar, circular y comercializar libremente, entre muchos otros. "Hay que intentar consensuar o persuadir para que la protesta no altere la vida normal de una comunidad, mediante prácticas alternativas", pidió De Mitri. En ese contexto, remarcó que no hay una decisión de criminalizar ninguna manifestación sino que se atiende a resguardar los bienes jurídicos, materiales y personales, en juego cuando están desatendidos o cuando se comete algún delito.

"Si no se afecta la integridad física de las personas ni hay daños a la propiedad, la intervención judicial debe ser la última ratio del Estado en su actuación. Hay que tratar de evitar que las consecuencias sean más dañosas que el reclamo mismo, más allá de la incomodidad de transitar con dificultad por las calles. De oficio no se abre ninguna causa, que surgen sólo cuando hay denuncia o cuando la protesta se desborda", concluyó.

Comentá la nota