Prefectura liberó los accesos al puerto, pero empresarios dicen que la actividad sigue parada

Las distintas entidades empresariales que se agrupan en el puerto de Ingeniero White denunciaron esta tarde que, "pese a los anuncios realizados, la realidad es que el puerto sigue inactivo por las amenazas a los empleados e instalaciones".

Mediante un comunicado las entidades denunciaron actitudes intimidatorias de los pescadores apostados a los costados de los caminos de ingreso.

"Es difícil aceptar la ausencia de la autoridades provinciales y nacionales. Está en riesgo la continuidad laboral de 8.000 trabajadores". (Canal 9)

Accesos despejados

Los pescadores artesanales, quienes desde hace varios días se vienen manifestando en la zona portuaria, liberaron los accesos y permanecen apostados a la vera de la ruta.

"Seguimos manifestándonos pero todos aquellos que quieran ingresar a trabajar pueden hacerlo", mencionó el dirigente de los pescadores Eduardo Defilippis.

En tanto, el prefecto principal Hugo Pallota, a cargo de la Prefectura Naval Argentina con asiento en la ciudad, dijo que ayer, alrededor de las 18 horas, recibieron la orden de la UFIJ Nº 3 para garantizar el ingreso en la zona portuaria.

"Estamos tratando que la gente que se encuentre en las inmediaciones gane en confianza y sepa que el acceso se encuentra asegurado y haremos los esfuerzos para que todo se normalice".

Pallota dijo que se movilizaron un total de 200 personas y que están capacitados para realizar aprehensiones si alguna persona impide lo dispuesto.

Luego aclaró que recibieron una orden de la justicia federal para impedir la salida de los pescadores a la ría y otra de la provincial para garantizar el acceso al puerto.

Hubo discusiones entre efectivos de la Prefectura y pescadores artesanales que quisieron abordar sus embarcaciones.

"Son lanchas viejas, necesitamos revisarlas cada dos o tres horas. Si se van a pique, ¿quién se hace cargo", preguntaron algunos pescadores.

El prefecto Pallota dijo que esas y otras cuestiones se atenderán, aunque el ingreso a los pescadores está cortado. (LU2)

Comentá la nota