Predio del Balta se sigue reservando para basura

Predio del Balta se sigue reservando para basura

En las cavas declaradas reserva paleontológica y natural por su riqueza se arroja basura y se practica la caza, que está prohibida. Esta mañana desde la cooperadora del Museo de Ciencias llevaron a los medios a conocer el lugar.

Esta mañana y luego de una conferencia de prensa realizada el viernes pasado por los integrantes de la Cooperadora del Museo de Ciencias Naturales "Carlos Ameghino", estos presentaron en el lugar a algunos periodistas locales el espacio destinado a reserva natural protegido por ordenanza, pero que de momento es utilizado para arrojar basura o cazar entre otras actividades que están prohibidas. Esta misma situación se repite desde hace más de dos años, luego de que se realizara la declaración para protegerlo, pero nada le pone fin.

Este predio ha sido, junto al arroyo Balta, en los últimos meses el centro de un reclamo, ante la pretendida canalización del curso de agua tributario del río Luján. Pero las obras de momento están detenidas gracias al reclamo, que ha sido conjunto entre la gente del Museo y ambientalistas. La propia obra en construcción en la ruta 5 que creó hace unos años las cavas –en las que se hallaron restos fósiles de importancia– para la construcción de la Autopista Luján Mercedes, ahora incluía la canalización como trabajo complementario. Y entre la parte que sería modificada está la reserva natural y paleontológica Arroyo Balta, creada por ordenanza tiempo atrás con el objeto de preservar el lugar, en el que habitan muchas especies animales, pájaros de varias clases y tamaño, entre una flora que conserva varias especies nativas.

Al viaje con los periodistas asistieron Carmen Gioscio de Guinot, Luis Villanova, Carlos Dagnino y Ramón Bereterbide. En coche, en una soleada mañana, recorrieron rápidamente una de las lagunas y luego se llegaron caminando hasta el arroyo mismo, donde con sus cámaras los medios pudieron filmar y fotografiar el lugar.

Entre otros temas de conversación pasaron la discusión por la posible inundación que provocarían las lluvias que bajarían por la autopista desde Gowland, suba de aguas que se consideraría "improbable" de acuerdo al reciente dictamen de un geólogo consultado (en ese sentido se comentó el cuello de botella que hace el propio puente construido en la traza vial, muy distinto al del ferrocarril); la pretensión de ampliar el curso del arroyo arrasando con la biodiversidad y la calma del lugar; y la basura existente, que en gran cantidad es arrojada en el predio desde hace años y aún continúa.

Lo cierto es que, mientras se discute además la posibilidad de colocar un cerco perimetral, en el lugar ya se ha instalado cartelería y grupos de ambientalistas lo recorren en continuo juntando basura y alertando a los concurrentes de que el área es una reserva. En este sentido el fin se semana se ha visto gente cazando y pescando, lo que está prohibido. También se encuentra en el sitio siempre basura "nueva", de tipo domiciliario y arrojada por sus propios generadores u otros, intempestivamente. Además, hoy se comentó que se tienen certezas de que hay camiones atmosféricos que vacían su carga de líquidos servidos y excrementos en las lagunas.

En tanto, el predio ya ha sido cedido por parte de Minoridad a la comuna para que, a través del Museo "Carlos Ameghino" tome posesión y efectúe las tareas que considere necesarias para protegerlo.

http://www.noticiasmercedinas.com/090406balta.htm

Comentá la nota