Por los precios, repuntó la venta de usados

Bajaron 7%. En junio, Córdoba se comercializaron 13.536 vehículos, 9,79% más que en mayo. Y julio viene mejor.
Pasadas las elecciones, el mercado de los autos usados lentamente está retomando fuerzas. En Córdoba, las ventas crecieron en junio 9,79 por ciento respecto de mayo, según datos de la Cámara del Comercio Automotor, y las concesionarias –sobretodo del interior– aseguran que julio está siendo aún mejor.

Uno de los principales factores de esa mejora es el reacomodamiento de los precios. Las listas de valores oficiales de sugerencia que manejan las agencias de autos usados muestran una baja de alrededor del siete por ciento en el último año en los modelos posteriores al año 2000. Los vehículos de años anteriores tienen una variación menor, con algunas subas puntuales.

Sebastián Parra, presidente de la Cámara de Comercio Automotor de Córdoba (CCAA), sostuvo que desde el año pasado, el precio de "los usados acompañó la baja de los cero kilómetro, pero en una relación un poco más profunda".

El también titular de la concesionaria Parra Automotores aseguró que "cuando normalmente había una suba de uno o dos por ciento mensual, ahora hay una caída respecto de otros productos del mercado", aunque admitió que "los precios no bajarán más" y, por el contrario, "comenzaran a subir". Por eso, consideró que éste es el mejor momento para comprar autos.

Bien pero no tanto. Si bien las ventas crecieron en el último mes, el primer semestre de este año cerró 12 por ciento abajo en relación a igual período de 2008. Entre enero y junio se comercializaron en Córdoba 76.517 autos usados, frente a los 87.035 del año pasado.

A nivel país, la caída en esos meses fue mayor: 17 por ciento. "La falta de financiación hace que nos encontremos con un mercado todavía achicado, con consecuencias impredecibles", indicó Alberto Príncipe, presidente de la Cámara del Comercio Automotor nacional.

"La provincia obtuvo mejor performance que el promedio nacional y que otras provincias", destacó Parra, pues logró la mayor cifra de unidades comercializadas a lo largo de 2009.

En eso, la buena cosecha del campo ayudó. Según apuntó el diario de Río Cuarto El Puntal, en esa ciudad el patentamiento de autos nuevos creció seis por ciento durante junio, con 222 unidades vendidas. Los vendedores aseguraron que los buenos rindes que se registraron en la región fueron decisivos para que muchos productores y personas ligadas al campo se inclinaran por la compra de autos.

Consultado por este diario, Leandro Vázquez, de Automotores Vázquez SA de Río Primero, señaló que "hubo un repunte en los últimos 45 días". "Yo entiendo que pueden pasar dos cosas: pasó el shock de la crisis de principio de año y la gente está volviendo a invertir, y, por otro lado, el campo ha vuelto a mover la rueda", interpretó. En esa agencia, los utilitarios se están vendiendo mejor que los autos.

Por su parte, Germán Scaramuza, de Scaramuza Automotores de la localidad de Oncativo, dijo que el negocio recién ahora está repuntando, con números similares a los de noviembre pasado, "por los valores del cereal" y gracias a que "en la zona hubo buena cosecha".

Federico Miretti, de Miretti Autos de esta Capital, aseguró que "éste es un buen momento para comprar autos por los precios y eso se ve en la buena reacción de la demanda". Concretamente, dijo que "los usados están baratos", aunque reconoció que "están queriendo repuntar". En tanto, Ariel Ruiz, titular de la agencia Ruiz Automotores, comentó que "junio repuntó con precios reacomodado". Los usados "venían sobrevaluados" por la "alta demanda que arrastrábamos desde el año 2005 ó 2006", pero, con la crisis del campo y luego la debacle internacional, "hubo una baja generalizada en las ventas y por ende en los precios", explicó.

La diferencia entre los usados y los cero kilómetro se amplió luego de que los últimos modelos bajaran alrededor de dos mil pesos y unos cinco mil pesos en el caso de los de alta gama.

Comentá la nota