Los precios de los productos cárnicos podrían sufrir un nuevo aumento de entre el 10 y 15%

Durante las fiestas de fin de año los productos cárnicos sufrieron aumentos de precios de entre el 15 y el 20% según el tipo de corte y los frigoríficos extraprovinciales prevén una nueva suba para fin de mes.
Según una consulta realizada por La Mañana a varias carnicerías, las ventas se redujeron en promedio un 35% en lo que va de enero, con respecto al comportamiento de los consumidores en octubre y noviembre del año pasado.

"En diciembre hubo un aumento estacional por las fiestas y no se puede comparar. Pero si hacemos un paralelo con igual periodo de enero del año pasado, notamos que en el 2.009 se vendía mejor", comentó el propietario de una carnicería del Circuito Cinco.

Las carnicerías coinciden en que recién en febrero podría saberse con certeza cómo se comportará el consumidor y las tendencias en los niveles de ventas.

En lo que va de enero los consumidores optan por caminar mucho y comprar poco. Las consultas son permanentes en las carnicerías y mientras un pequeño porcentaje de clientes opta por llevar calidad a su mesa, la mayoría decide en función de los precios.

El empresario del sector cárnico, Manuel Barbieri, dijo que los precios de los productos podrían sufrir nuevos aumentos de entre el 10 y el 15% hacia finales de mes.

"Nosotros trabajamos con una carne especial, de ternero y novillito y nuestra clientela ya nos conoce. Enero viene complicado y sigo insistiendo en que este año va a faltar carne", comentó a La Mañana.

Explicó que los problemas climáticos que enfrenta la ganadería en los últimos años, con casos extremos que van desde sequías hasta inundaciones, perjudicó de manera significativa al sector.

"Estos efectos en algún momento se verán reflejados en el mostrador. La ganadería sufrió sequías, inundaciones. Ya hay un faltante de stock que se profundizará y eso hará incrementar el precio del ganado en pie. Eso repercutirá en toda la cadena: frigoríficos, abastecedores y carnicerías. Es un problema a resolver, lógicamente con un plan ganadero a largo plazo. Además cada vez se vende más hacienda y tenemos menos rodeo. Como esto ya ocurre, los precios se van a seguir moviendo para arriba", entendió.

Dijo que un aumento representará según el tipo de corte 1 y 2 pesos por kilo. "Es un incremento significativo para el presupuesto de los consumidores. Es el dato que manejan los frigoríficos extraprovinciales. Si bien no vendo productos de la categoría vacas, se está pagando al gancho 7,10 y hasta 7,50 pesos por kilo, lo que quiere decir que esa pulpa debe valer por lo menos 15 pesos. Hay que tener en cuenta que el 80% del consumo de carne en Formosa corresponde a esa categoría", afirmó.

Menos producción

El secretario de la Sociedad Rural Formosa, Carlos Silva, dijo a principios de noviembre a La Mañana que la sequía genera una merma de entre el 30 y el 40% en las pariciones y una disminución en las preñeces de 2.009 para este año de entre el 20 y el 30%.

Remarcó que lo más grave es que la situación se mantiene igual desde los últimos tres años.

"El 2.010 también será complicado desde el punto de vista productivo. Las vacas que no se van a preñar representan terneros que no van a nacer en julio y no podrán ser comercializado en marzo de 2011. Esta situación nos mantiene con ganancias similares a los de hace tres años atrás, pero la diferencia es que los costos de producción aumentaron mucho en este tiempo. El problema del criador es que cuando se enfrenta a estas vicisitudes, debe vender vacas gordas, que en su mayoría están preñadas y las que no lo están pueden ser vendidas en cualquier momento del año y no así el ternero que tiene una época de zafra", explicó.

Comentá la nota