Los precios de los granos no repuntan y la cosecha 2009 sería la menor en tres años

Luego de una jornada volátil, la soja cerró en negativo. Sin embargo, a nivel local hubo ventas de hasta 25.000 toneladas por un fuerte repunte en la oleaginosa disponible
El alivio duró poco y una toma de ganancias hacia el final de otra jornada muy volátil en el mercado de Chicago hizo que la soja volviera a ubicarse por debajo de u$s 300 por tonelada.

Si bien la oleaginosa resignó menos de un punto porcentual de los 5 que había subido el lunes, fue sufientes para volver a poner en foco las preocupaciones locales en cuanto a los ingresos que podrá generar la soja en 2009 para la caja fiscal.

Eso porque también pesan preocupaciones sobre la producción agropecuaria total del ciclo 2008/09, atravesado en épocas de siembra fina y gruesa por el conflicto de las retenciones móviles, la sequía, los altos costos de los insumos y la crisis global.

Si bien la soja –con una producción total estimada en 50 millones de toneladas– será refugio de muchos productores que vieron fracasar sus intentos con el trigo –se prevé una cosecha no mayor a 9,5 millones de toneladas, 40% por debajo de la previa– y el maíz –unas 15 millones de toneladas, 31% menos que en el ciclo anterior– por las malas condiciones climáticas, se prevé que la cosecha general del año terminará con una producción algo menor a las 80 millones de toneladas.

Una cifra en ese orden implicará retroceder a los niveles productivos que el campo tuvo en el ciclo 2005/06, y afectará tanto a los ingresos en volúmenes por exportaciones –además de por la caída de precios–, la recaudación fiscal y el desarrollo de las economías del interior, donde la “paralización ya es evidente”, según alertan desde las entidades agropecuarias.

En el marco de las jornadas de volatilidad que los mercados viven desde mediados de agostos, y que llevaron a la soja a perder más del 51% de su valor en apenas cuatro meses, en Chicago, el contrato con entrega en enero terminó ayer en u$s 298,7 la tonelada, en los valores que el poroto había registrado hacia agosto de 2007.

A nivel local, el bajo nivel que había tocado el viernes –el menor desde febrero de 2007– y la inactividad por feriado del lunes, llevaron a que pesara más la fuerte suba que abrió la semana en Chicago, que el cierre negativo de ayer. Por eso, en Rosario, la soja disponible mejoró 9,3%, hasta $ 700 por tonelada.

Los mejores precios ofertados, temores de que los valores sigan para abajo y las necesidades de los productores por cumplir con pagos y obligaciones incentivaron los negocios, que englobaron a entre 20.000 y 25.000 toneladas de la oleaginosa. La soja de la nueva cosecha, con entrega en mayo, subió 4,11%, hasta u$s 192,6 la tonelada.

Comentá la nota