Los precios ganaron velocidad en diciembre

La inflación de diciembre, que fue impulsada básicamente por la suba de alimentos y bebidas, tuvo una suba del 1,8%, según Buenos Aires City, el centro de investigaciones que pertenece a la Universidad de Buenos Aires y en el que trabaja Graciela Bevacqua, ex responsable del indice de Precios al Consumidor (IPC) del Indec.
El último mes del 2009 estuvo signado por aumentos generalizados, pero entre los alimentos -que explicaron el 0,85% del índice, se destacaron las alzas en verduras, carnes, lácteos, gaseosas y panificados.

Según esta medición, el año 2009 cerró con un nivel de inflación del 15%. "Una tasa demasiado alta para acompañar una caída del PIB del orden de 3 o 4%", señaló la consultora. Y sintetizó, en su último informe: "se configuró así, por segundo año consecutivo, un escenario de estanflación".

Por eso, según Buenos Aires City, las perspectivas inflacionarias para el 2010 "lucen sumamente desalentadoras. "Es razonable conjeturar que la moderada recuperación del PIB que se espera para este año (3 o 4%) arroje un piso inflacionario del orden del 17 o 18%. A partir de este piso, otros factores podrían contribuir a acelerar más aún el proceso inflacionario: un crecimiento del PIB mayor al esperado, la eventual recuperación de los precios de los commodities agrícolas, la probable recomposición tarifaria y un mayor sesgo inflacionario en la política macroeconómica. No debería sorprender, entonces, según la consultora "que la inflación en 2010 se ubique en un entorno del 20% anual".

De acuerdo con el análisis, "escapar a esta "trampa" macroeconómica presupone la búsqueda de una convergencia hacia tasas de inflación mas "normales (no superiores al 10% anual) pero sin resignar un sendero de crecimiento económico.

Para eso, se requieren, al menos, dos cualidades de la política macroeconómica: "una de ellas, es poseer tiempo para trazar una plan de mediano plazo y, en segundo lugar, una buena dosis de expertise, sintonía fina y coordinación en el manejo de las políticas". "Lamentablemente, estos dos ítems de la agenda parecen estar atravesando actualmente ciertas dificultades", remataron los analistas de la consultora, Graciela Bevacqua y Nicolás Salvatore.

Comentá la nota