Precios estables para soja y maíz

Las cotizaciones están limitadas por la favorable evolución de la cosecha
En la jornada de ayer, las cotizaciones de la soja y el maíz cerraron sin cambios, aunque vale apuntar que el valor de la oleaginosa está limitado por la favorable evolución de los cultivos locales. Por otra parte, hubo una activa demanda por el cereal con entrega más cercana que el comienzo masivo de la recolección.

En Chicago el cierre fue positivo sobre el final de la rueda, por la aparición de compradores que realizaron coberturas de posiciones. En ese momento, además, el petróleo operó con leve baja y el dólar se mostró un poco más firme frente al euro.

Según el informe diario de la Bolsa de Comercio de Rosario, las fábricas de San Martín, San Lorenzo, Ricardone, Villa Gobernador Gálvez y General Lagos pagaron $ 950 por la soja con descarga inmediata, igual que la exportación de Ramallo. El resto de los compradores estuvieron retirados. No se registraron negocios.

En ese recinto se escucharon ofertas para la soja de la próxima campaña. Las fábricas de San Martín, San Lorenzo, Timbúes y Ricardone pagaron US$ 215 por la oleaginosa con entrega en mayo, igual que la exportación en Ramallo y Lima. No se relevaron operaciones.

En el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba) los contratos mayo y julio cerraron con ajustes de 220,5 y 225,2 dólares por tonelada, lo que implica una ganancia de ochenta centavos y una pérdida de treinta centavos, respectivamente.

En Chicago, los futuros de soja cerraron con subas promedio de 1,10 dólar, por una tardía compra de fondos, tras operar en baja por las perspectivas de una importante zafra en los Estados Unidos. Los contratos mayo y julio cerraron en 345,94 y 348,51 dólares por tonelada.

En el plano local, la cosecha de la oleaginosa del ciclo 2009/10 podría superar los 51 millones de toneladas, lo que implica un salto importante de los 32 millones obtenidos en el ciclo 2008/09, que fue golpeado por una feroz sequía, señaló ayer la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

El FAS teórico que fija el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca (Magyp) es de 972 pesos por tonelada.

Impulso a la demanda

En el recinto rosarino hubo algunos exportadores interesados por el maíz, lo que impulsa la demanda pues se sabe que habrá mayor excedente por la buena evolución de la campaña gruesa local.

La exportación en San Martín y Arroyo Seco pagó US$ 115 para el maíz entrega del 1° al 15 de marzo, mientras que en Timbúes, San Martín, General Lagos, Ramallo, Lima y San Lorenzo para entrega en marzo/abril pagó 113 dólares. Se relevaron negocios por unas 12.000 a 15.000 toneladas.

En el Matba, los contratos abril y julio quedaron en 113,5 y 116,5 dólares por tonelada, cincuenta centavos más que ayer.

Los futuros de maíz en el mercado de Chicago cerraron con subas promedio de 1,40 dólar; los contratos marzo y mayo terminaron a 142,41 y 146,74 dólares por tonelada.

El FAS teórico del Magyp es de 470 pesos por tonelada.

Sin cambios

Los productores de trigo esperan que la demanda cumpla los compromisos de comprar el cereal en el corto plazo, pero la actividad en el mercado continúa siendo de escasa a nula. La Bolsa de Cereales de Buenos Aires, estimó una producción de 7,44 millones de toneladas.

Las fábricas pagaron entre 555 y 640 pesos por tonelada, según calidad y procedencia de la mercadería.

En el Matba, los contratos marzo y julio cerraron con ajustes de 142 y 154,5 dólares por tonelada, con diferencias negativas de 2 y 1,5 dólares, respectivamente.

En Chicago, los futuros de trigo cerraron con subas promedio de 1,20 dólares, sostenidos por las compras de fondos y las cifras de exportaciones de los Estados Unidos. Los contratos mayo quedaron en 184,09 dólares por tonelada y en Kansas, a 186,20 dólares por tonelada.

El FAS teórico quedó en 636 pesos por tonelada.

El mercado del girasol mostró las bajas de anteayer en el mercado externo, mientras que todos los subproductos recuperaron parte de las pérdidas pasadas. Las fábricas de Rosario, Ricardone, San Jerónimo, Junín y Deheza (flete y contraflete) pagaron $ 880 por el girasol con descarga inmediata, bajando $ 5 respecto de la jornada previa.

Para el girasol nuevo las fábricas de Rosario, Ricardone, San Jerónimo, Reconquista y Deheza pagaban US$ 235 para entrega en entre febrero y marzo, mientras que en Junín para marzo quedó a 230 dólares por tonelada.

Comentá la nota