Los precios de los alquileres bajaron hasta un 30% en la capital neuquina.

El descenso se registra de enero a la fecha y toma como referencia el área centro. Los locales comerciales son los que mayor variación sufrieron en este período. La disminución se traduce en contratos de alquiler que se inician este año. No obstante, los que están en vigencia también sufren el impacto.
Neuquén > La fiebre de los alquileres ha experimentado una baja en la capital neuquina desde principios de este año a la fecha. El parate que vulnera la economía, el costo de vivir y la parálisis que sufre la actividad petrolera en la provincia, entre otros factores, contrajo sensiblemente la demanda.

Departamentos de uno o dos dormitorios reflejan, a lo sumo, una reducción máxima del orden del 5 por ciento. Pero la tendencia a la baja en el precio de los alquileres es más pronunciada conforme la propiedad aumenta su tamaño.

Así, ocurre que departamentos de tres dormitorios registran una reducción que oscila entre el 10 y el 15 por ciento. Las casas que ofrecen dos habitaciones presentan igual situación económica que los departamentos de dos dormitorios.

La información fue provista por el presidente del Colegio de Martilleros y Corredores Públicos de la provincia de Neuquén, Guillermo Reybet, quien advirtió que la disminución trepa al 20 por ciento cuando la vivienda ofrece tres dormitorios.

Para Reybet, estas unidades habitaciones son las más castigadas dentro del mercado, en comparación a las propiedades antes mencionadas. Sucede que su alquiler está íntimamente vinculado al personal jerárquico de una compañía. "Las empresas, en cierta medida, se han retirado del mercado", advirtió.

La situación descripta toma como referencia el área centro de la cuidad capitalina. Y la baja se calcula sobre el valor del inmueble, incluidas las expensas. Esto, según dijo Reybet, también se aplica a los locales comerciales, los que mayor variación registran desde enero a la fecha.

El titular del Colegio de Martilleros informó que el valor de alquiler de este tipo de inmueble se redujo entre un 25 y un 30 por ciento en promedio.

"Pasa con los locales comerciales que estaban desocupados desde principios de año. El propietario ha bajado sus pretensiones porque si no no tiene demanda", observó.

Basta con recorrer las calles en el área centro. Según Reybet hay una gran cantidad de locales comerciales que se ofrecen en alquiler. "Esto no sucedía desde hace mucho tiempo", sostuvo. Y comentó que la baja incluso llega al 40 por ciento, si se toman como referencia algunos casos puntuales.

Ocurrió, por ejemplo, con la propiedad de una AFJP, de grandes dimensiones. El propietario de la misma, según relató, pedía 25 mil pesos. Pero a falta de demanda, terminó por alquilar el local a $15.000.

Contratos

Reybet aclaró que la baja se traduce en contratos de alquiler que se inician este año. No obstante, los que están en vigencia también sufren el impacto.

Los ajustes previstos en general no se están aplicando. Y a la hora de renovar contrato, el propietario e inquilino acuerdan renovar por el mismo valor.

Las inmobiliarias consultadas advirtieron lo mismo. Admitieron que cuando se desocupa una propiedad se vuelve a alquilar por el mismo precio. Hasta el 2007 evaluaron que el ajuste que se aplicaba rondaba el 20 por ciento. Pero en lo que va del año no se han hecho actualizaciones.

Esta es la tendencia, aunque en algunos casos, las inmobiliarias consultadas observaron que el contrato admite un reajuste menor, si está muy desfasado.

"Se compensan un poco. Pero en general, el propietario no tiene muchas intenciones de subirlo. Prefiere retener al inquilino. Hoy no es momento de aplicar un ajuste", sostuvo el titular del Colegio de Martilleros de Neuquén.

La venta inmobiliaria, amesetada

Neuquén > En este contexto, Reybet indicó que los valores de venta de un terreno se amesetaron desde fines del año pasado. Dijo que pese a la variación del dólar no se movieron. Incluso, en algunos casos, experimentaron una baja. Todo depende de la necesidad de venta que tenga el propietario.

"El que no tiene necesidad imperiosa de vender, mantiene su valor. Y el que está posicionado en dólares espera ante la posibilidad de que el dólar llegue a fin de año a 4.20 pesos", analizó el presidente del Colegio de Martilleros de Neuquén.

La tendencia es a la baja

Se prevé que los valores de las propiedades en alquiler se ameseten o sigan disminuyendo, según el inmueble.

Neuquén > De acuerdo al comportamiento que experimenta hoy el mercado, el presidente del Colegio de Martilleros de Neuquén, Guillermo Reybet, previó que es probable que los precios de los alquileres sigan disminuyendo.

La baja puede llegar a ser mínima en departamentos de uno o dos dormitorios. Los valores fluctuarán dependiendo de las prestaciones que ofrezca el inmueble. Principalmente, apuntó que entran en juego la comodidad y ubicación.

Ahora bien, adelantó que en locales comerciales y departamentos o casas de tres habitaciones la reducción puede ser mayor. Pero puede pasar que el propietario decida cerrar su propiedad, en lugar de disminuir su precio.

"Tengo clientes que no están dispuestos a alquilar a los valores de hoy", advirtió Reybet, quien agregó: "Todo dependerá de su necesidad. Pero en líneas generales, la tendencia sería que los precios bajaran".

"En las propiedades chicas, se estima un amesetamiento con muy poca disminución. En las más grandes, posiblemente el descenso sea más pronunciado. En tanto, en los locales comerciales puede ser que haya que renegociar los contratos viejos, si no se mueve el comercio", concluyó.

La oferta es mayor a la demanda

Neuquén > La oferta supera a la demanda por varios factores. El costo de vivir diario tuvo para Guillermo Reybet un incremento muy importante. "El año pasado hubo un aumento en la tarifa de luz más allá del 25 por ciento. Y el gas llega con uno del 400%", puntualizó.

Hay personas que se quedaron sin trabajo, o han visto reducidos sus ingresos producto de la parálisis que sufre la actividad hidrocaburífera. Además, la gente se ha endeudado comprando, por ejemplo, electrodomésticos o un vehículo. "Eso está jugando en contra", señaló.

También advirtió que se terminaron muchos edificios, cuyos propietarios prefieren volcar el inmueble a la locación que a ponerlo en venta, ya que no se sabe cual es su valor. "Los precios de venta no se movieron, pese a la variación del dólar", afirmó.

En tanto, dijo que la rentabilidad de los locales comerciales se redujo, conforme lo ha hecho el consumo. En consecuencia, muchos se han desocupado. La oferta es mayor porque no hay mercado.

Inmobiliarias consultadas advirtieron incluso que la demanda es sensiblemente menor en propiedades para alquilar que superan los 2.500 pesos. "La variedad que se oferta es importante. Basta con echar una mirada a los matutinos", comentó Reybet.

A principios de año, según agregó, podía ocurrir que la propiedad se alquilara en dos días. Hoy puede pasar un mes y el propietario no logró alquilar el inmueble.

Sumado a esto, Reybet consideró que la Provincia está atrasada en el pago a proveedores y que el aguinaldo se pagará en cuotas para los empleados estatales. Además, recordó que durante el último tiempo, la sensación de inseguridad que generó el proceso electoral retrajo la demanda.

Comentá la nota