El precio del petróleo, ¿ya tocó su piso?

Por: Silvia Naishtat

Víctor Bronstein, experto en petróleo, dice que el precio del crudo está históricamente unido a una gran volatilidad. Y describe que hasta 1973 era manejado por compañías, las conocidas como las Siete Hermanas (Exxon, Mobil, Chevron, Texaco, Gulf, British Petroleum y Shell) que dominaban el mercado de extracción y refinación y utilizaban todo su poder. Pero las cosas comenzaron a cambiar en 1960 con la creación de la OPEP, ese cartel de países exportadores.

De acuerdo a Bronstein, el petróleo, en sentido estricto, es una fuente de energía que no tiene costos de producción, ya que fue "fabricado" por la naturaleza. Así las cosas, en Medio Oriente su costo de extracción es muy bajo, de unos US$ 3 el barril. Y en la Argentina, en torno a US$ 10. Esto quiere decir que aún con un valor de US$ 40 el barril, hay mucho margen.

Claro que se trata de una industria que debe esforzarse por incorporar nuevas reservas y con cotizaciones bajas, se postergan proyectos de inversión y, por lo tanto, el descubrimiento de nuevos yacimientos. El presidente Obama está preocupado porque el petróleo participa con más del 90% en la matriz energética del transporte. "Sin petróleo se para el mundo", enfatiza Bronstein que insiste que, pese al estimulo a los biocombustibles, el petróleo es insustituible por el momento.

Desde hace 25 años el mundo descubre menos petróleo del que consume. Aunque con esta crisis global ya comienza a notarse una disminución de la demanda que, unido a las expectativas de un bajón en la economía global, derrumbó las cotizaciones del crudo de los US$ 150 a los 42 actuales.

Bronstein menciona un complejo escenario porque estos valores dejan afuera al petróleo no convencional: el que se extrae de aguas profundas en Brasil y Nigeria o el petróleo pesado en Venezuela.

Hacia delante, pocos creen que la cotización del crudo siga barranca abajo. Y arriesgan que continuará volátil. También apuestan a una merma en la producción y a problemas de abastecimiento futuro. ¿Será así? Se trata de los mismos gurúes que proyectaban un valor del crudo de 200 dólares en 2010.

Comentá la nota