El precio del gas mejora la situación, pero aun falta

La diputada nacional Alicia Comelli confía en que el diálogo entre oficialismo y oposición, en un contexto de cambio, puede ser altamente aprovechable. Opina que mejora la situación el incremento del precio del gas neuquino que compre CAMMESA, pero que lo ideal sería que se acercara más a los precios internacionales.
Alicia Comelli es diputada nacional por el MPN hasta el 2011, y está entusiasmada por la posibilidad de participar de un momento político de creciente protagonismo de la política parlamentaria, y del rol del Congreso en la política nacional. Dialogó con periodistas de este diario en el programa Sin Pelos. Lo que sigue es parte de ese diálogo:

¿Tiene una visión optimista o pesimista de la actual situación post-electoral?

Optimista siempre. Hay un cambio, no hay que esperar al 10 de diciembre, ya se está produciendo. El llamado al diálogo es importante, algunos dicen que es más de lo mismo, pero hasta acá no había habido una convocatoria.

Hay que participar de esto.

En el Congreso a su vez también ha habido un cambio, un llamado a los presidentes de bloque.

Nosotros hicimos un planteo de 15 puntos, que comienzan con la coparticipación, no para una nueva ley, que no le corresponde a Diputados, sino una agenda concreta, volver al mínimo de reparto de 34 por ciento, que era la base para repartir a las provincias.

El tema de las retenciones hay que verlo, y fundamentalmente planteamos el tema de los intereses de Neuquén, por ejemplo la eximición de los cargos que aumentan la tarifa del gas. Habrá reuniones en estos días, hay buena predisposición del oficialismo, la ha manifestado el jefe del bloque Agustín Rossi.

El radicalismo está volviendo…

Se ha fortalecido. El gran ganador ha sido el partido radical, más allá de sus divisiones.

Siempre se distinguió por ser un partido muy democrático, que jugaba el juego del equilibrio en el Parlamento.

La coparticipación federal tiene consenso, por lo que se, para considerarse…

Pedimos el 34 % de base, pero decimos además que no se puede discutir la coparticipación porque hay una ensalada muy grande de impuestos, tarifas…hay que hacer primero una zaranda de ordenamiento, así que pedimos que se reúna la bicameral, porque hay que discutir qué hacemos con los impuestos en vigencia…

Es una gran discusión, por los impuestos coyunturales que luego quedaron, distorsionados…

Es lo que primero hay que hacer, y lo puede hacer el Congreso. ¿Cómo vamos a repartir una torta, cuando nadie sabe qué ingredientes va a tener la torta?

Y hay impuestos, o cargos resueltos por decreto, directamente cuestionados como inconstitucionales…

Las provincias han aceptado recibir "coparticipación" de retenciones, porque se necesitaba dinero…empezamos a distorsionar, y hay que institucionalizar…

No se puede funcionar con reglas permanentemente cuestionadas…como el decreto que instrumentó el cargo del gas, que también ha sido cuestionado.

Es todo un tema. Neuquén siempre reclamó el aumento del gas en boca de pozo, pero hay que diferenciar esto de la tarifa. En noviembre (del año pasado) se decide crear un cargo para hacer un fondo y pagar importaciones.

Nos enteramos en diciembre, cuando se publicó. Es muy difícil leer todo este tipo de resoluciones, son muy complejas en lo técnico. Cuando terminamos de dilucidar esto, llegamos a la conclusión de que este impuesto iba a generar una profunda distorsión de las tarifas de los usuarios en Neuquén.

Así que en marzo (de este año) presentamos un proyecto para que la tarifa del gas en Neuquén, provincia productora que viene subsidiando desde hace 8 años, tenía que estar excluida de ese aumento. Es una reivindicación histórica. Neuquén produce el 50 por ciento del gas que se consume en el país, pero consume solo el 1,4% de ese total.

Más allá de esta circunstancia, ¿qué le parece lo que se ha hecho en estos días, de aumentar el precio del gas en boca de pozo que se vende a CAMMESA…bien, muy bien, o más o menos?

Me parece bien. Muy bien me parecería si se llevara el precio más cerca de los valores internacionales. La excusa siempre fue el consumo domiciliario, y eso hay que separarlo, porque el consumo domiciliario es el 20 por ciento solamente del gas que se consume en el país.

Póngase en secretaria de Energía: tenemos, para abastecer de gas, tres fuentes: el gas argentino, el de Bolivia y el licuado que se trae en barco…tres precios distintos, de los que el argentino es el más barato. ¿Se subsidiará el gas más caro, y el más barato se destinará a CAMMESA?

Es cierto, es una ensalada igual. Pero hoy por hoy el gas está subsidiado solamente por Neuquén, y esto no puede ser. Nosotros siempre decimos que si hay que subsidiar, tiene que estar blanqueado ese subsidio en el presupuesto. Por eso opino que la medida que se toma ahora, merece la categoría de buena, ahí nomás.

Se mejora la situación de Neuquén. Pero falta tomar otras medidas, porque faltó previsión, el desarrollo de una política energética. No ha habido una política clara, concreta. Perdimos 8 años, en realidad.

Esperemos que pueda servir como puntapié inicial para hacer una historia diferente.

Comentá la nota