El precio del ganado se duplicó en un año y sigue aumentando

Las nuevas subas, que se preveían para marzo, se anticiparon por la baja de la oferta.
Luego de subir 20% en diciembre, los precios de la carne están lejos de "desinflarse" este verano, como prometían desde el Gobierno. En enero, los valores de la hacienda siguieron subiendo y los terneros ya valen el doble que un año atrás. Esta nueva escalada podría llegar a la gente muy pronto. Al carnicero la media res (el promedio de todos los cortes) ya le cuesta 12 pesos por kilo.

El retraso en el pago de los subsidios oficiales a los feed lots, la escasez de vacunos luego de casi tres años de liquidación ganadera y las lluvias abundantes, que mejoraron la producción de pasto e incentivaron a los productores a retener el ganado para que gane peso empujan la suba de las cotizaciones a niveles sorpresivos. El valor de los terneros, piedra basal del negocio, ha llegado a tocar 6,30 pesos por kilo vivo, el doble de lo que valía en enero de 2008.

Un 80% de esa suba se produjo en los últimos tres meses. Para el analista Ignacio Iriarte, esta recuperación "pone los valores de la hacienda arriba del mejor valor de la década, incluso en dólares". Hasta las vacas viejas destinadas a fabricar conservas se revalorizaron, de 60 centavos a más de 3 pesos.

Lo que se esperaba para marzo está ocurriendo y ya ronda las carnicerías. "Dicen que la media res va a llegar a 14 pesos como mínimo, y hasta a 15 pesos", coinciden, desde el Abasto y La Boca, los carniceros José Yáñez y César Rolando. "Hoy la pagué 11,80 pesos, pero ya me anticiparon que el lunes se irá a 12,50", contó Yáñez. "La consecuencia es que la gente consume menos", dijo Rolando.

El titular de la Cámara de Industria de la Carne (CICCRA), Miguel Schiaritti, admitió que esperaba esta suba para marzo, pero que todo se anticipó debido a una oferta que sigue retraída. Este último dato se explica en motivos coyunturales (los ganaderos están reteniendo) y estructurales. Según Iriarte, hay una caída de 9 millones de cabezas desde 2006 (hoy rondan 51 millones) y esto provoca que el mercado "pase de la liquidación a la retención".

Necesariamente habrá menos carne: si la producción de 2009 llegó a 3,3 millones de toneladas, este año faltarán no menos de 600.000 toneladas. Según el experto, se pasará de un consumo de 70 kilos anuales por habitante a bastante menos de 60. "Hoy ya es de 58,60 kilos", sostiene Iriarte.

Mónica Contreras, de la carnicería JR de Claypole, dice que "la venta cayó casi a la mitad, porque tuvimos que ajustar los precios después de que la media res pasó de $ 4,50 a $ 7,30 en diciembre y ahora está en 11,70". En el mercado Piedras de Barracas están igual: con la media res a $ 12,30, allí el asado ya costaba $ 24 por kilo.

Comentá la nota