El precio de la carne no deja de preocupar a todos los productores

Rodolfo Tillet explicó que si bien los valores de la hacienda en píe se mantienen estables luego del brusco incremento que se registrara hace algo más de un mes, y el productor obtiene rentabilidad, la situación preocupa porque no hay vacas. El productor agropecuario en diálogo con nuestro medio insistió en que se debe lograr un programa de hacienda realmente serio y creíble.
En declaraciones a La Hora el productor ganadero y máximo referente de una de las ferias tradicionales de Mercedes, Rodolfo Tillet habló de la situación actual del productor de hacienda. Tillet manifestó "los valores de la hacienda en píe se mantienen estables luego del brusco incremento que se registrara hace algo más de un mes, justamente antes de las tradicionales Fiestas de Navidad y Año Nuevo. En ese momento todos pensamos que el incremento se debía al gran consumo que se estaba demandando, justamente por las Fiestas, pero éstas pasaron y sin embargo los valores no se normalizaron.

Hoy podemos decir que el kilo de carne en pie es redituable para el productor, pero el problema es que tal como en reiteradas oportunidades yo lo fui adelantando, inclusive al dialogar con ustedes en el diario, es que no hay hacienda, dicho en otras palabras se terminaron las vacas, al menos por el momento; en la medida que no nos pongamos a trabajar en un programa de hacienda realmente serio y creíble.

Para marcar una comparación, el kilo de novillo en pie valía a principios de diciembre en Liniers Tres Pesos con diez centavos y en la actualidad se está pagando $ 6,05 y eso se debe a que desde la Secretaría de Comercio Interior si bien no se le colocó en forma oficial un precio máximo, si rige al menos en dicho mercado un tope que no permite efectuar ventas por sobre el mismo y aunque si bien para las Ferias y Remates ganaderos que se realizan en el interior del país esta normativa no rige, lamentablemente muchos la tienen en cuenta. Nosotros decimos que la colocación de topes no es bueno porque seguimos sosteniendo que lo mejor que hay es la libertad del mercado. Hoy vemos que una vaca de conserva que hasta hace dos meses se pagaba setenta u ochenta centavos el kilo en pié hoy se vende a dos pesos con setenta y lo más grave es que no hay. Entonces hay que dejarnos de una vez por todas de medidas como ésta, de precio testigo, que ya sabemos nunca dieron los resultados esperados, porque a pesar del precio que la CARNE tiene en los mostradores el consumo sigue igual, no ha descendido prácticamente nada por lo cual la demanda se mantiene sin ningún tipo de diferencia que antes del aumento que se produjo. Aumento que si bien beneficia al productor porque es rentable no deja de preocupar porque fue producto de la falta de hacienda y no de medidas concretas aplicadas para revertir la situación del campo". Con relación a los productores de cereales, Tillet precisó "hemos tenido una muy buena cosecha de Trigo, mejor dicho la han tenido aquellos que pudieron sembrarlo, pero ahora no hay a quién vendérselo. Ocurre que el gobierno puso un tope a las exportaciones, es decir sigue poniendo trabas a la libertad de comercialización. Ese cupo ya se vendió y ha quedado un remanente importante, que supuestamente era el que el mercado interno iba a necesitar para abastecer la demanda de todos los habitantes de la Argentina, pero ocurre que los molinos ahora solo compran lo que necesitan, es decir de a puchos, y lógicamente ante la necesidad de vender que tiene el productor lo pagan como ellos quieren y desde ya que dicho precio no es el más redituable para quien sembró el trigo. El trigo a nivel internacional se cotiza a $ 630 la tonelada, sin embargo los molinos en nuestro país lo están pagando tan solo $ 490, como pueden ver hay una diferencia muy importante que es netamente perjudicial; de ahora en adelante vamos a ver lo que realmente pasa".

Comentá la nota