El precio de alquileres tocó un "techo" en Salta

Se estima que en la ciudad el precio de los alquileres no se moverá, al menos hasta marzo próximo.

El precio de los alquileres de los locales comerciales y de las viviendas tocaron techo en Salta y permanecerán quietos mientras la situación económica no mejore. Los propietarios no quieren arriesgar sus ingresos, por eso la mayoría prefirió prorrogar los contratos y dejar los reajustes para más adelante.

La recesión provocada en el sector comercial por la caída de las ventas influyó en la decisión de los dueños, situación que no sorprendió al presidente de la Cámara Inmobiliaria de Salta, Juan Martín Biella. El directivo, en cambio, los acompaña porque afirma que el denominado riesgo inquilino es alto en estos tiempos.

"Desde la Cámara hablamos con los propietarios y les advertimos que el riesgo inquilino existe y que el costo puede ser alto. Si la persona que alquila es buena, cumplidora, por qué no aguantar. Algunos, renuevan los contratos hasta con un ajuste del 20%, porque se estima que los sueldos volverán a subir ese porcentaje", comentó Biella.

La relación propietario - inquilino es un capítulo de lo que está provocando el enfriamiento de la economía a nivel local. Otro historia la escriben los salteños que salieron a comprar de contado departamentos y casas, operaciones que oscilan entre los 30.000 y 70.000 dólares: "Lo que sí se incrementaron -informó- son las operaciones para la compra. Parece que la plata quema y la gente salió a comprar".

Por estos días subió la demanda de departamentos de un dormitorio y de casas de clase media, especialmente en la zona norte, en Parque Belgrano. En la zona sur el movimiento no es tan alto porque, como explicó el presidente de la Cámara Inmobiliaria, "los accesos y servicios marcan el precio".

En situaciones financieras como las que está viviendo el mundo, históricamente la gente prefirió invertir en ladrillos y capitalizarse de esa forma, antes de mantener sus ahorros en los bancos o debajo del colchón.

Apuesta a lo seguro

Los meses anteriores fueron muy diferentes para los propietarios, porque los precios de los alquileres se habían escapado ante la alta demanda. Ahora, con un panorama completamente diferente, manda la prudencia. La incertidumbre financiera que afecta al mundo, desinfló esa escalada sin control y viró los intereses a la compra de departamentos y casas.

"Entendemos que a la larga la mejor inversión son los bienes inmuebles. Tenemos un costo de construcción y el precio no puede caer. La demanda es alta, no sólo en lo que respecta a la clase IPV (Instituto Provincial de Vivienda), sino también entre la clase media. Es que el valor de los inmuebles se sostiene, únicamente baja cuando hay mega devaluaciones, y la gente sabe eso", analizó Juan Martín Biella.

El directivo recordó que en el mercado de los alquileres se está dando un "contrato de confianza, porque el inquilino llegó a su techo. Por eso los alquileres de los departamentos y las casas se mantienen estables. Ahora ambas partes verán cómo evolucionan las cosas, y sobre la marcha se decidirán los cambios".

Comentá la nota