Prat-Gay negó presiones de Carrió y Solá criticó a Cobos porque se "achicó"

La postura que tome cada miembro de la comisión bicameral que debe aconsejar al Ejecutivo respecto a la remoción de Martín Redrado del Banco Central sigue generando suspicacias y diferencias en la oposición.
Alfonso Prat-Gay, de la Coalición Cívica, es el que más complicado está. El economista deberá decidir entre las presiones que pueden ejercer sectores del partido y su interpretación personal de lo actuado por el funcionario.

Distinto es el caso de Julio Cobos, que pese a que ya está trabajando en las filas de la Unión Cívica Radical, desde su rol de vicepresidente sigue manteniendo autonomía para tomar las decisiones. De hecho, pasó las últimas horas rodeado de sus dirigentes más cercanos. Sin embargo, quien salió a criticarlo fue Felipe Solá.

Fuentes que vienen siguiendo de cerca los avatares de la comisión le aseguraron a PERFIL que Prat-Gay es el que "más presiones está recibiendo". El diputado salió ayer a desmentir que esté siendo presionado por Elisa Carrió o miembros del partido.

"La posición de mi partido es que los que integramos este tipo de comisiones tenemos libertad de conciencia para emitir nuestro juicio y también hay conciencia de que en aspectos técnicos yo represento muy bien a mi partido", aseguró el diputado en diálogo con la prensa antes de ingresar a la reunión. Además, dijo que evaluará con Carrió la decisión que adoptará en el seno de la Comisión, pero advirtió que no le "pidió nada" y que su "decisión es individual".

Allegados a Prat-Gay también salieron a desmentir las versiones periodísticas. "No se reunió con Carrió en estos días. Seguro que se va a juntar uno de estos días para hablar", afirmaron. Y agregaron: "Carrió dijo que confía en Alfonso porque es el que más sabe de estos temas y que lo que él haga va a estar bien". Sobre el dictamen, dieron la pista de que "se va a centrar en toda la gestión y en este DNU específico".

El dilema entre los "lilitos" reside en que hay algunos que prefieren que Prat-Gay se expida en contra de la remoción planteada por Cristina Kirchner, para así diferenciarse del Gobierno y de la probable decisión de Julio Cobos.

El mendocino, precisamente, todavía no tiene cerrada su decisión, aunque estaría próxima a apoyar la remoción de Redrado, basado en toda su gestión. Basado en esa información, el diputado del Peronismo Federal Felipe Solá lo criticó en duros términos. "No me hubiera achicado por esa idea de la conspiración, que no compra nadie. Hubiera tenido una actitud diferente", respondió Solá cuando fue consultado el jueves por la noche en el Canal TN. "No sé qué encuestas vio Cobos, pero yo hubiera sido mucho más independiente ", insistió.

Desde el despacho del vicepresidente eludieron dar una respuesta a las declaraciones de Solá. "Decidió que no le va a contestar", aseguraron fuentes cercanas a Cobos. Esta es la primera vez que el bonaerense cruza en duros términos al mendocino, con quien desde la votación de la resolución 125 mantenía una buena relación.

Las críticas de Solá se dirigieron también a la forma en la que hizo lugar al pedido de Cristina de que convocase a la bicameral: "Ella no puede decirle al Congreso cuándo y a qué hora reunirse".

Comentá la nota