En Las Praderas Un taller de soldadura municipal confecciona cestos de residuos para las escuelas

La iniciativa parte desde la Secretaria de Desarrollo Humano. Con la misma modalidad, estos talleres se replicaran en otros barrios con diversas actividades.
Durante la mañana de ayer la Intendenta Stella Maris Giroldi, junto a la Secretaria de Desarrollo Humano María, Eugenia Giroldi; el Director de Educación, Mauro Di María y Luciano Villarruel de la Secretarías de Desarrollo Humano, participaron de la entrega de diplomas del taller de soldadura "Manos de Campana", que se dictó en el barrio Las Praderas.

Este taller tuvo la doble función de formar a los jóvenes del barrio en una actividad concreta como es la soldadura, pero también un objetivo social, ya que en el último tramo del curso se confeccionaron cestos de basura que serán instalados en el ingreso de algunas escuelas.

Según expresó, la Dra. María Eugenia Giroldi "Nos encontramos para cerrar el ciclo de un taller impulsado por la Intendente Stella Maris Giroldi, que sin duda fue muy fructífero para los jóvenes del barrio porque les permitió aprender un oficio. Sin bien al principio costó instalar esta iniciativa, a partir del trabajo comprometido del profesor a cargo del Taller, Amilcar Cosini, un grupo de chicos se sumó a esta propuesta para aprender soldadura".

Asimismo, la funcionaria precisó que "Manos de Campana" se creó con un doble objetivo, ya que no solamente se incluye a los jóvenes en el mercado laboral a partir de la capacitación en un oficio, sino que el municipio pone a disposición las herramientas y materiales necesarios, con el compromiso de que aquellos desarrollen algún producto para la sociedad. "En esta oportunidad los jóvenes construyeron cestos que serán ubicados en diferentes establecimientos como por ejemplo Escuelas, Sociedades de Fomento u otro organismo", señaló Giroldi.

Cabe destacar que este mismo proyecto se llevará a cabo en poco tiempo más en el barrio Lubo, al igual que el taller de costura, que tendrá el mismo espíritu solidario, ya que confeccionará las sábanas para el Hospital San José y la indumentaria para Cirugía.

Por su parte Gastón, uno de los alumnos egresados del taller agradeció al municipio por la posibilidad de capacitarse y formarse en un oficio al tiempo que alentó a otros jóvenes a que participen de la propuesta ya que no solo aprenderán un oficio sino que también se puede ayudar a la comunidad.

Comentá la nota