Pozzolo descartó una cesación de pagos a proveedores

El secretario de Economía de la Municipalidad, Miguel Pozzolo, descartó una cesación de pagos a proveedores, pero advirtió que “la recaudación en julio no será buena”.
Explicó que en junio se debió pagar el aguinaldo, lo que genera “un resentimiento” en las cancelaciones a los proveedores y contratistas.

Además, señaló que, a diferencia de junio, en el mes en curso no hay vencimientos semestrales en Inmobiliario y Automotor, y en este último tributo, ni siquiera la cuota bimestral, sin contar que los giros por coparticipación serán menores.

Los giros normales son de entre 40 y 45 millones de pesos de coparticipación. Precisó que en la primera quincena de junio, el municipio recibió los giros habituales, pero en la segunda quincena fue de apenas un peso al aplicarse un descuento de los 13 millones que se debería haber recibido. No obstante, “después recibimos un adelanto de coparticipación de 10 millones de pesos”, indicó.

El funcionario se reunió durante dos horas con concejales de distintas comisiones que estudian el proyecto del radicalismo de reducción de los gastos en sueldos en los ingresos presupuestarios.

Pozzolo admitió que en los primeros meses del año se acumuló un déficit de 34 millones de pesos, lo que ponía en evidencia que, por la crisis económica y el desmesurado impacto de la partida sueldos, la situación era “complicada”. En torno a las negociaciones con el Suoem, de las que también participa, sostuvo que al margen de algunas flexibilizaciones posibles en el recorte de la partida sueldo, lo determinante era obtener un ahorro de 5 millones de pesos por mes.

Concejal Sahaspe

En la virtual interpelación en el Concejo, el edil peronista Elvio Sahaspe sugirió que se debía hacer una readecuación de los recursos humanos o un reordenamiento de la ubicación del personal, preguntándose sobre cómo era posible que en la planta de Bajo Grande figuran en planilla 127 agentes y trabajaran solamente 42. ¿Dónde están los otros?, se preguntó. Y remató: “Si se reordenara el personal no habría necesidad de abonar horas extras o prolongaciones de jornadas”.

Comentá la nota