El gas de pozos petroleros de nuestra provincia se ventea

Mientras que el gas se importa de Bolivia con aumentos de hasta el 300 %. En nuestro país, al sur y en otras provincias petroleras nuestro gas se ventea, es decir, se tira al aire.
Ingeniero Juárez, es un pequeño asentamiento en el oeste formoseño, en pleno corazón de un territorio de explotación petrolera, del cual es centro de servicios. Antaño esta comunidad centraba su economía en la actividad maderera, hasta que, hace poco, se descubrió petróleo en la perforación del Pozo Palmar Largo, a 80 kilómetros de distancia y una profundidad de 4.188 metros.

Más tarde, otras perforaciones arrojaron resultados diversos en los yacimientos de Palmar Largo: Cañada Rica, Puesto La Entrada, El Chivil, Selva Negra, La Tigra Norte y El Surubí.

La producción es de 1.800 metros cúbicos al día, con un volumen de gas que no superaría los 200.000 metros cúbicos al día. Hasta ahora el gas se ventea, pero los estudios para la posibilidad de captarlo y construir un gasoducto son aún mero papeleo.

El proceso y a dónde va el crudo

El proceso de prospección petrolera se inició con la sismografía de superficie. Para ello se abren caminos en reticulado que acceden a picadas distantes unas de otras; en ellas se colocan cargas explosivas y sensores con el fin de detectar las formaciones geológicas más importantes, que pueden constituir verdaderos reservorios.

Comentá la nota