Del Potro se quedó en la puerta de la gloria en Miami

Cayó ante el escocés Murray por 6-1, 5-7 y 6-2 en las semifinales del Masters 1000. Aunque no pudo llegar a la final, el argentino eliminó a Nadal, número 1 del mundo, y a partir del lunes estará 5° en el ranking.
Se fue con la frente alta Del Potro. Nadie podrá decir que no luchó, que no intentó y que se quedó satisfecho con la gran actuación que había tenido ante Nadal. Pero el Andy Murray sabe cómo jugarle. El escocés, que con algunos de sus golpes hace recordar a la mejor versión del Mago Coria, impuso todo su talento y carácter y se llevó el pasaporte a la final del Masters 1000 de Miami –donde lo espera Djokovic, vencedor de Federer- tras ganar por 6-1, 5-7 y 6-2.

En el primer set, Del Potro registró un bajo porcentaje en la efectividad de su saque (41 por ciento), cometió 18 errores no forzados y nunca pudo acelerar en posición de ataque. Murray, en cambio, hizo todo perfecto: no entregó chances de quiebre, fue punzante en ofensiva, inteligente para contragolpear y sólido para defender.

Se equilibrarían las cosas en el segundo parcial. La fuerza de voluntad del argentino pero fundamentalmente la mejora de algunos aspectos técnicos en el juego le emparejar el desarrollo. El saque, con un 79 por ciento de eficacia, fue la razón principal de la paridad pero también el surgimiento de una derecha más angular que obligó al escocés a dejar su posición dominante en el centro de la cancha.

Y en el intercambio de golpes, Del Potro encontró los márgenes necesarios para lastimar al escocés y sorprenderlo con una reacción que le valió el segundo parcial, por 7-5.

Con admirable fuerza mental para disimular el cansancio, el argentino mantuvo el punto a punto con mucha soltura para impactar pero Murray le quebró el servicio en el quinto juego y, tras confirmar rápidamente con su saque, el escocés quedó a un paso del partido decisivo. Cuando estaba 4-2 abajo y con un break en contra, Del Potro sufrió una molestia muscular en el aductor derecho y pidió atención médica.

Después de la atención del fisioterapeuta, Murray no falló, volvió a quebrar y selló su pasaporte a la final, donde jugará con Djokovic, quien antes había dejado en el camino a Roger Federer, con parciales de 3-6, 6-2, 6-3.

Ahora la gran pregunta que surge es si Del potro capitalizará de buena manera esta experiencia, muy positiva sobre todo por su buen juego y victoria ante Nadal. Sólo el tiempo dirá...

Comentá la nota