Del Potro pasó a octavos del Abierto de Australia.

El único argentino que sigue en carrera venció en más de tres horas, por 6-7, 7-5, 6-3 y 7-5, al luxemburgués Gilles Muller. En la próxima ronda enfrentará a Cilic.
El argentino Juan Martín del Potro mantuvo vivo al tenis argentino en el Abierto de Australia al derrotar en un difícil partido de tercera ronda al luxemburgués

Gilles Muller.

Del Potro, octavo favorito, se impuso por 6-7 (5-7), 7-5, 6-3 y 7-5, con lo que disputará los octavos de final ante el croata Marin Cilic, que eliminó al español David Ferrer por 7-6 (7-5), 6-3 y 6-4.

El argentino, último representante de su país en el cuadro individual, necesitó de tres horas y 25 minutos de juego para derrotar al luxemburgués, que logró 22 aces.

Del Potro, que llegó a desesperarse en el primer tramo del partido ante la solidez de su rival, se recompuso tras perder el primer set y aprovechó el bajón de Muller, que cometió 62 errores no forzados, para meterse entre los 16 mejores del primer Grand Slam de la temporada.

Es la primera vez que el argentino, de 20 años, llega a los octavos de final en Melbourne, donde su mejor actuación había sido una segunda ronda los dos últimos años. Su mejor resultado en un Grand Slam fueron cuartos de final en el US Open de 2008.

Su próximo rival será otro temible sacador, Cilic, que impuso la potencia de su juego sobre las canchas rápidas de Melbourne y se deshizo de Ferrer, duodécimo jugador mundial, en dos horas y 15 minutos.

Ferrer, que el año pasado fue cuartofinalista en Australia, no pudo nunca con un jugador que parece haber llegado en muy buena forma al Abierto de Australia, tras imponerse en el torneo de Chennai.

"Nada que objetar a mi derrota. Jugó muy bien y siempre fue muy superior. Demostró ser muy consistente física y mentalmente", dijo el español.

Comentá la nota