Del Potro mostró todo su coraje y otra vez es el campeón en Washington

Jugó un partido genial ante el local Andy Roddick. Arrancó mal y perdió el primer set por 6-3. Pero se recuperó, ganó los dos siguientes 7-5 y 7-6 (6), y se llevó el partido. El tandilense repitió el título que consiguió el año pasado y levantó su sexto trofeo, de cara al US Open.

El tandilense Juan Martín Del Potro se coronó campeón por segundo año consecutivo del ATP 500 de Washington, Estados Unidos, al doblegar al estadounidense Andy Roddick.

Del Potro, segundo preclasificado y número 6 del mundo, se impuso a Roddick (1) por 3-6, 7-5 y 7-6 (8-6) en un partido que se extendió durante dos horas 30 minutos. Gracias a esta victoria, Del Potro cosechó 500 puntos y un premio de 300 mil dólares.

El de Washington representó el segundo título que gana Del Potro en lo que va de la temporada, ya que en enero último se había adjudicado el Abierto de Auckland (Nueva Zelanda).

Con el triunfo conseguido este domingo Del Potro totaliza 38 victorias en lo que va de la temporada, contra 10 derrotas. A pesar de llevarse el triunfo, Del Potro conservará el sexto puesto del ranking de la ATP, mientras que Roddick continuará siendo el número 5. El partido estuvo dividido claramente en dos segmentos. Durante el primer set Roddick impuso el ritmo a partir de su saque y con ello quebró la escasa resistencia que le opuso Del Potro.

El estadounidense comenzó a gestar la victoria en el primer parcial, en el sexto game, cuando quebró el saque de Del Potro. El argentino logró meterse en el partido cuando impuso la potencia de su juego en algunas ocasiones o su variedad de recursos. El tandilense le quebró el saque a Roddick en el octavo game y pareció encaminar el set en su favor, sin embargo inmediatamente perdió su servicio y abrió un gran interrogante en cuanto a su suerte.

En el duodécimo game, Del Potro consiguió que la potencia del saque de Roddick no fuera decisiva y terminó quebrándole el servicio al estadounidense. En el último set hubo un quiebre para cada lado (Roddick quebró en el tercer game y Del Potro en el sexto) y el partido se definió en el tie-break. Del Potro arrancó más fuerte y logró ponerse 5-3, sin embargo el tandilense levantó el pie del acelerador y permitió que Roddick igualara en 6. En las últimas dos pelotas, Del Potro mostró una gran frialdad y consiguió quedarse con el tie-break por 8-6, para sellar así la victoria final.

Comentá la nota