Del Potro y Mónaco siguen a paso firme en Madrid.

Avanzaron a octavos de final tras eliminar al checo Berdych y al español Ferrer, respectivamente.
Tandil también dijo presente en el Masters 1000 de Madrid con Juan Martín Del Potro y Juan Mónaco enarbolando la bandera argentina. Ambos pasaron a octavos de final tras sus victorias ante el checo Tomas Berdych por 6-2, 4-1 y retiro, y el español David Ferrer, por 6-4 y 6-4.

Aún en una superficie diferente a la de la serie de Copa Davis a jugarse en julio en Ostrava --será muy rápida y aquí era sobre polvo de ladrillo--, el triunfo de Del Potro sobre Berdych le viene bien al tenis nacional. Es verdad que al checo el cuerpo no le respondió luego de su título en Munich y un tirón en su pierna lo obligó al retiro, pero el argentino había sido muy prolijo durante el juego.

"Creo que hice un buen partido tácticamente desde el primer momento. Me sentí muy bien con mi saque, algo fundamental", aseguró Del Potro, quien hoy enfrentará al suizo Stanislas Wawrinka.

En tanto, Mónaco sacó del torneo al 13° del ranking mundial y en su piso preferido. "Después de ganarle a Murray en Roma hice un click mental que me está ayudando mucho. Eran partidos pendientes porque el año pasado había perdido la ilusión de ganarle a esos jugadores. Me hacen entrar a la cancha más ganador", admitió Pico, adversario hoy del español Fernando Verdasco, 8° del planeta.

Sobre la serie de Copa Davis, en la cual ambos serán singlistas, Mónaco dijo: "Juan Martín está pasando una etapa muy buena. Yo me siento jugando muy bien, pero no puedo decir si estoy un escalón por encima del resto".

También ganó el español Rafael Nadal. Como sucede a menudo, casi ni se despeinó para vencer al austríaco Jürgen Melzer. Fue 6-3 y 6-1 para el mejor del mundo.

Comentá la nota