Del Potro: "Me gustaría irme de vacaciones con la Ensaladera"

Con la incorporación del tandilense, Mancini ya tiene el equipo completo para la final de la Davis.

Por: Marcelo Maller

Tres motos hacían sonar sus sirenas por España y Juan B. Justo a las 16.30; custodiaban a parte de la delegación argentina que llegaba al Polideportivo Islas Malvinas. Cuando llegaron al escenario de la final de la Copa Davis, uno de los últimos en bajar fue el más alto de todos: Juan Martín Del Potro. Con él, nada menos que el número 1 de nuestro país, Alberto Mancini cantó bingo: ya tiene el equipo completo para la histórica final del fin de semana.

El tandilense pisó la carpeta azul a las 17.03, saludó al español Feliciano López, dio un vistazo al estadio, se sacó el buzo y empezó a darle a la pelotita ante Mariano Puerta. Eran incesantes los flashes de los fotógrafos como los de varios chicos ubicados en una de las tribunas laterales. Luego de una hora de práctica, el 9 del mundo habló de cara a la final.

--¿Cómo encontraste la cancha?

--Bien, un poquito más rápida comparada con las que venía jugando en el Masters y en París Bercy. Pero al final del entrenamiento terminé mejor y lo importante es que todo el equipo está contento con la cancha. Falto adaptarme yo, pero todavía tengo varios días por delante.

--¿Después del largo viaje cómo te sentís?

--Un poco cansado y como es lógico, me cuesta dormir. Pero con el paso de los días me voy a acostumbrar. De acá al viernes tengo muchos entrenamientos y tiempo para llegar diez puntos.

--¿Palpás el clima de Copa Davis?

--Me gustaría mantenerme al margen de lo que significa todo esto porque se vive con mucha pasión. Y es tan soñado por todos nosotros que a lo mejor te juegan en contra la ansiedad, el stress y los nervios. Mientras más tranquilo esté, mejor. Pero tengo que saber manejar estos momentos.

--¿Cómo están las uñas del pie?

--Bien, bien. Los últimos partidos jugué con cremas y con unos pinchazos que me dieron. Y me lo banqué bien. Pero tengo dos partidos más y me tengo que jugar la vida. Esté como esté voy a jugar.

--¿Te alcanza con la crema o tenés que infiltrarte?

--Con la crema se me duerme el pie una hora y luego vuelve el dolor. Y si el viernes no hace efecto me tendré que infiltrar, no tengo problemas.

--En los últimos meses ganaste cuatro títulos, llegaste a top ten, jugaste un Masters y estás en una final de Copa Davis. ¿Cómo convivís con todas estas experiencias novedosas y exitosas?

--Es difícil de caer. Tuve muy poco tiempo entre una cosa y otra. Se hace difícil pero creo que en mis vacaciones, después de la final, voy a tener tiempo de pensar las cosas buenas que hice y las que no. Y me gustaría irme de vacaciones con la Ensaladera.

--Vas a ser por primera vez en una serie el número 1 ¿Cómo bancás esa responsabilidad?

--El 1 de nuestro equipo es David (Nalbandian) y es nuestro referente y guía. Y estamos contentos de tenerlo en nuestro equipo; ha salvado a Argentina en situaciones complicadas y está bueno tenerlo en una final.

--Vilas te halagó: comentó que habías jugado muy bien en Shanghai.

--Me enfrenté a los mejores del año y perdí con dos grandes tenistas jugando bien. Lo bueno es que tengo revancha una semana después con algo que es más importante como la final de la Davis. Y me gustaría quedar en la historia del tenis argentino.

Comentá la nota