Del Potro ganó sin salir del hotel y jugará la semi bien descansado.

Del Potro ganó sin salir del hotel y jugará la semi bien descansado.
El tandilense tuvo su cuota de suerte en el ATP 500 de Washington, donde defiende el título: pasó de ronda porque su rival, el sueco Robin Soderling, no se presentó por una lesión en un codo. Hoy, el número seis del mundo chocará por un lugar en la final con el chileno Fernando González, con quien pierde 3 a 0 en el historial.
El jugador más joven del torneo de Washington es ese chico que retornó al circuito tras un breve descanso y que pretende realizar la defensa del título conseguido el año pasado. Juan Martín del Potro, 20 años, está otra vez en el sitio en el que conquistó el segundo título de su carrera, aunque esta vez el contexto es otro. En 2008, llegó como el número 19 del mundo, como un chico que prometía en el ATP 250. En 2009, arribó como el número seis del escalafón a un certamen que subió de categoría (ahora es 500). En 2008, llegó como una sorpresa, se quedó con el trofeo aquí y sumó 19 partidos sin derrotas. En 2009, arribó como una realidad y su avance es fruto de la lógica. De hecho, ya se metió en semifinales y sin siquiera jugar, porque quien iba a ser su rival ayer, el sueco Robin Soderling, se bajó por una lesión en el codo derecho.

El tandilense, segundo favorito, venía de imponerse ante el australiano Lleyton Hewitt y se encontró con un viernes de descanso. Hoy buscará el pase a la definición frente al chileno Fernando González, 11º del escalafón, quien superó en poco más de una hora al alemán Tommy Haas por 7-5 y 6-4.

Delpo se enfrentará a un hombre que lo venció en las tres oportunidades que chocaron. Aunque otra vez hay que sacar a relucir las diferencias temporales: nueve años mayor, el Bombardero de la Reina se impuso ante el argentino en Viña del Mar y Basilea 2006 y en el Abierto de Australia 2007 (el de Tandil se retiró en el primer set por una lesión). En ese entonces, Juan Martín soñaba con el presente que tiene ahora.

Ese presente está ni más ni menos que en el aire y hasta forma parte de una sensación: por lo que consiguió (cinco títulos en el transcurso de menos de un año y solidificar un estilo de juego), Del Potro genera decepción si su nombre no llega al fin de semana tenístico.

Ahora lo espera el chileno y ésta parece ser una buena chance de torcer el historial adverso: es la primera competencia de González después de una tendinitis que afectó su rodilla derecha.

Por el otro lado del cuadro, en tanto, al cierre de esta edición chocaban por el pase a semis el local Andy Roddick y el croata Ivo Karlovic, y otro local, John Isner se medía ante el checo Tomas Berdych.

Montreal. Ayer se conoció el cuadro del Masters 1000 de Montreal, que marcará el regreso al circuito de Rafael Nadal. El español tendrá la primera ronda libre y en segunda esperará por el ganador del duelo entre su compatriota David Ferrer y el serbio Viktor Troicki.

Vuelve casi con urgencia, el mallorquín: en 2008 ganó este torneo, por lo que si en 2009 no lo jugaba, perdía puntos importantes y podía ser superado por Andy Murray en el segundo lugar del ranking. "Vuelvo porque he recuperado la confianza", le dijo en la semana al diario Marca.

Del Potro, por su parte, se enfrentará a un jugador surgido de la qualy, mientras que Leonardo Mayer irá ante el alemán Mischa Zverev.

Challengers. En Campos do Jordao, Brasil (cemento; 50 mil dólares en premios), Horacio Zeballos le ganó el duelo argentino a Juan Ignacio Chela por 6-4, 3-6 y 6-2 y disputará la final contra el local Thiago Alves, quien se impuso a su compatriota Marcelo Demoliner por 6-3 y 6-4. Además, en San Marino (polvo de ladrillo; 85 mil euros en premios), Sergio Roitman cayó en cuartos de final contra el italiano Andreas Seppi por 6-3 y 6-2.

Comentá la nota