Dos potentes sismos castigaron Indonesia.

Al menos tres personas murieron luego que se produjeran dos potentes terremotos en esa región del sudeste asiático que es una de las más castigadas por el tsunami de 2004.
Una serie de poderosos sismos mató el sábado por lo menos a tres personas en el oriente de Indonesia, donde también derribó postes de cables de electricidad, daño edificios y ocasionó que los residentes salieran corriendo de sus casas en pánico, informaron las autoridades.

El terremoto principal con magnitud 7,6 ocurrió a las 2:43 a.m. hora local (1943 GMT) aproximadamente a 135 kilómetros de Manokwari, Papúa, y a una profundidad de 35 kilómetros, señaló el Instituto Geológico de Estados Unidos. A ese movimiento telúrico siguió otro de magnitud 7,5.

Tres cadáveres han sido recuperados, dijo Hengky Tewu, director de un hospital, a The Associated Press. Entre las víctimas habría una niña de 10 años. "Su cabeza fue aplastada, y nuestras ambulancias van a recoger a dos cadáveres más", señaló Tewu. Otros 19 pacientes fueron atendidos por fracturas, cortadas y otras lesiones.

Las autoridades buscaban a más personas que probablemente quedaron atrapadas entre los restos de un hotel que se derrumbó. Las autoridades informaron que varios cables eléctricos cayeron, numerosos edificios quedaron sumamente dañados y los vuelos a Manokwari, la capital regional, han sido cancelados.

Por lo menos tres pisos del Hotel Mutiara se derrumbaron en la capital regional Manokwari, dijo Ina, una enfermera en un hospital de la Armada, quien había atendido a cinco pacientes por heridas y golpes. La mayoría de los lesionados fue trasladada a otro hospital general, añadió la fuente.

La Agencia Meteorológica y Sismológica de Indonesia emitió una alerta de tsunami, la cual fue cancelada una hora después luego de determinarse que el epicentro fue en tierra.

La sacudida inicial fue seguida de una serie de réplicas fuertes, incluida una de magnitud 7,5, señaló la agencia.

"No hemos podido obtener ninguna información sobre víctimas o daños, pero ya que el epicentro fue en tierra, existe el potencial de que haya causad daño significativo", dijo Rahmat Priyono, un supervisor del Centro Sismológico Nacional.

Papúa se ubica aproximadamente 2.955 km (1.830 millas) al este de la capital, en parte del territorio menos desarrollado de la nación.

Se perdió el flujo eléctrico y la gente salió de sus casas en la oscuridad, temiendo un tsunami, dijo Hasim Rumatiga, un funcionario local de salud. Indonesia se encuentra en el "anillo de fuego" del Pacífico y es propensa a la actividad sísmica. Un poderoso sismo frente a Indonesia causó en el 2004 un tsunami que mató a unas 230.000 personas en Asia, más de la mitad en Sumatra.

Comentá la nota