Las posturas en la provincia sobre la necesidad de declarar la Emergencia Agropecuaria

"No tenemos ningún problema en promulgarla, pero solamente con eso no solucionamos los problemas" (Luis Basterra, Ministro de la Producción y Ambiente).
"Nosotros creemos que se debe decretar la emergencia agropecuaria; debemos trabajar con la Secretaría de Agricultura para ver qué recursos pueden acercar a la provincia e inmediatamente ver como podemos paliar el sector ganadero y en cuanto al algodón poner en funcionamiento la ley del fondo compensador, que está reglamentada" (Rolando Ziessenis, Federación Agraria Zona Sur).

"Estoy seguro de que ningún productor desea o quiere estar en emergencia agropecuaria.

A veces son mecanismos necesarios para poder acogerse a beneficios de diferimiento de impuestos o algún tipo obligación que tengan" (Raúl Barberis, subsecretario de Programación y Coordinación del Ministerio de la Producción).

"Esperemos estar incluidos dentro de la declaración de emergencia nacional porque el productor de Formosa hoy tiene problemas de sequía y de comercialización. Creo que se va a declarar la emergencia porque el ministro Basterra es consciente de la situación, no creo que esté muy alejado de la situación".

(Ricardo Buryaile, Vicepresidente de Confederaciones Rurales Argentinas y Presidente de la Sociedad Rural Pilcomayo Formosa).

El impacto en la economía formoseña

Teniendo en cuenta los menores ingresos tributarios esperados por la emergencia agropecuaria ($5.000 millones) y en base los recursos coparticipables previstos en la Ley de Presupuesto Nacional para el ejercicio 2009, estimados en $260.171 millones (sin seguridad social), las transferencias automáticas a provincias durante 2009 alcanzarían a $77.953,2 millones, es decir 2,6% por debajo del monto presupuestado originalmente ($80.022,6 millones).

Las estimaciones del gobierno nacional según lo aprobado en el Presupuesto para el año 2009 hacen referencia a transferencias por un monto de $2.836 millones para Formosa mediante el Régimen de Coparticipación Federal de Impuestos.

De acuerdo a las estimaciones de la consultora mencionada, la postergación por un año del pago de Ganancias, Ganancia Mínima Presunta y Bienes Personales le significará recaudar a la provincia $ 2.758,7 millones, o sea $77,3 millones menos de lo presupuestado a fin del año pasado.

Esta suma que ya estaría afectando a las arcas de la economía formoseña podría verse aún más comprometida en el caso de que se decrete la emergencia en la provincia, ya que esto le significaría al Gobierno perder algunos beneficios que recibe de Nación.

Por ejemplo, de los recursos que se fijan para ayudar a los productores, una parte la pone el Estado nacional y la otra parte ponen las provincias afectadas.-

Comentá la nota