La postura K frente a la reforma

La postura K frente a la reforma
El presidente del Bloque del Frente para la Victoria, Luis Rubeo, aseguró a Rosario/12 que "nunca hubo un acuerdo con el socialismo" y desmintió que la postura de su bancada sea "una vendetta" por lo que pasó a nivel nacional.
El jefe del Frente para la Victoria en la Cámara de Diputados, Luis Rubeo, tomó en solfa las versiones sobre una supuesta "vendetta política" que agitan los operadores del gobernador Hermes Binner en la Legislatura, desde que los bloques del PJ cerraron filas para voltear el presupuesto 2010, un aumento generalizado de impuestos y un pedido para endeudar a la provincia por 1.600 millones. "Nunca hubo un acuerdo con el socialismo", dijo Rubeo al rechazar las imputaciones de los amigos del gobernador.

Los legisladores socialistas acusan por lo bajo a sus colegas del kirchnerismo de endurecer sus posiciones políticas en la Legislatura porque los diputados nacionales del Frente Progresista se sumaron a la oposición para quedarse con la mayoría de las comisiones internas en el Congreso.

El año pasado, los siete diputados K le permitieron al gobierno de Binner sancionar el presupuesto 2009 en la Cámara baja con el Senado en contra. Este año, volvió a repetirse el ping pong parlamentario: Diputados aprobó el proyecto de Binner y el Senado lo rechazó el miércoles pasado. Pero la situación es distinta: el oficialismo ya no cuenta con esos siete votos del kircherismo para aprobar el presupuesto 2010 en Diputados con una mayoría especial de dos tercios, que es necesaria para neutralizar la oposición del Senado. Con lo cual, el Frente Progresista tiene hoy una sola alternativa si no se abre una negociación política con el PJ: cajonear el dictamen del Senado el miércoles que viene. Y que el gobierno de Binner empiece 2010 sin presupuesto, sin reforma impositiva y sin autorización para financiar el déficit de 1.600 millones con deuda pública.

"Nunca hubo un acuerdo con el socialismo", dijo Rubeo. "Nosotros siempre dijimos que íbamos a acompañar las cosas que nos parecían prudentes y lógicas. Y eso fue lo que hicimos: votamos a favor cuando coincidíamos y en contra cuando no coincidíamos. Pero nunca hubo un acuerdo entre el Frente para la Victoria y el socialismo", insistió el legislador.

Rubeo negó también otra versión que agitan los socialistas: un supuesto llamado telefónico de Binner al jefe del peronismo K en la provincia, Agustín Rossi, para reprocharle la posición política de sus seguidores en la Legislatura. "¿Es cierto que Binner llamó a Rossi?", le preguntaron. "No me consta. Yo tengo una relación muy estrecha con Rossi y si hubiera ocurrido eso me lo hubiese comentado", contestó.

Los bloques del PJ en Diputados y en el Senado acordaron rechazar el súper paquete que propuso Binner. ¿Ustedes podrían ese romper ese acuerdo interno del PJ, como se rumorea en la Casa Gris?

No, desmiéntalo totalmente. Nosotros trabajamos, junto con todos los diputados y senadores del justicialismo en el despacho que sancionó el Senado el miércoles pasado, que tiene como base fundamental muchas de las propuestas que votamos en Diputados", dijo Rubeo. Y subrayó algunos puntos del dictamen: "Aprobamos el aumento del inmobiliario urbano y rural como lo planteaba el Poder Ejecutivo. Actualizamos la sexta cuota de patente automotor que nosotros estábamos de acuerdo en emitir, pero el Senado nos aclaró que no se puede cobrar un adicional de un tributo vencido, entonces autorizamos un incremento del 20 por ciento (para 2010), tal cual lo planteaba el Poder Ejecutivo. Autorizamos el cobro del impuesto a los ingresos brutos en casinos, bingos y juegos de azar, actividades financieras y en las ART. Concedemos a los municipios la posibilidad de utilizar el 50 por ciento del Fondo de Obras Menores para gastos corrientes. Repartimos el Fondo Solidario, mal llamado fondo sojero, en un 50 por ciento para municipios y un 50 por ciento para la provincia, tal cual lo establece el régimen de coparticipación. El Senado votó una moratoria, pero como el oficialismo nos recriminó que beneficiaba a los mayores deudores, entonces, se puso un techo de hasta 5 millones de pesos y los montos que superen esa cifra deberán ser pagados en forma constante y sonante si pretenden acogerse a un moratoria de hasta 36 meses.

¿Qué van a hacer si el dictamen del Senado se trata en Diputados?

Nosotros, estamos en un todo de acuerdo con lo que se votó en el Senado. Y si se trata en Diputados, vamos a rechazar el mensaje del oficialismo- señaló Rubeo. El hecho parece poco probable porque la estrategia de la mayoría automática del Frente Progresista sería cajonear el asunto y que Binner comience el año con el presupuesto 2009 reconducido.

¿Por qué rechazaron la posibilidad de gravar con ingresos brutos a la industria y a la construcción?

Prevaleció la actitud de los senadores del PJ. Nosotros en Diputados proponíamos un gravamen del 0,50 por ciento para la industria y el agro. Pero ellos plantearon que de esa manera le daríamos a la Nación el argumento de que Santa Fe rompía el Pacto Fiscal de 1992 y por lo tanto podría restringir las remesas de fondos de la coparticipación federal a la provincia.

Entonces, ¿no habrá ingresos brutos para la industria y la construcción?

Son dos sectores que seguirán exentos. Sí se establecieron alícuotas en otros rubros, como lo pedía el Poder Ejecutivo. Por ejemplo, el 3,5 por ciento a las empresas que no están radicadas en la provincia, para terminar esa idea de que Santa Fe es un paraíso fiscal (que tanto fogoneaba la ex secretaria de Ingresos Públicos, Teresa Beren, que la semana pasada fue eyectada del equipo económico). Y en el caso del transporte de pasajeros y de cargas, a todos aquellos vehículos que estén radicados en la provincia se les bajará la alícuota al 1,5 por ciento. Así que me parece que son modificaciones sustanciales que van a beneficiar a muchísima gente- concluyó Rubeo.

Comentá la nota